Segunda parada:

¿Y como no? La visita imprescindible en Asturias es Covadonga y su Santa Cueva. Es un santuario dedicado a la virgen de Covadonga (conmemorativo a la batalla de Covadonga). Antes de subir esos interminables escalones que te llevan directos a la tumba del famoso Pelayo, debes visitar la famosa fuente de los siete caños. Según la leyenda, y por lo que nos hicieron saber, otorga matrimonio en un año a la persona que beba de todos sus caños. Es un lugar al que van muchas parejas de enamorados.

El verde que rodea la cueva es impresionante… un lujo para unos pocos que pueden vivir en sus alrededores.

En lo alto de la escalera donde se erige el famoso santuario, se encuentra la tumba de Pelayo, al que se conoce como instigador y causante de la Reconquista contra los musulmanes…

Cerca de la Cueva se encuentra la famosa Basílica de Santa María la Real de Covadonga. Allí se alza la famosa estatua de Pelayo.

Sin duda el lugar favorito de la mayoría que pisa Asturias…