Se quiebra el alma.

No importa cuando amor puedas dar, siempre alguien te recuerda que no estas 24/7 con tu bebé . Siempre alguien clava un puñal en medio de tu corazón diciéndote lo que deberías haber hecho. No saben lo que dicen.

Una mamá que trabaja no deja a su hijo por gusto, lo hace por deber, por obligación. No todos nacemos en cuna de oro, con padres que nos mantengan, con una familia pudiente, ni mucho menos.

Nos esforzamos por darle una mejor calidad de vida, por eso trabajamos, los dejamos con la única persona que podría cuidarlos igual que nosotros. (como es mi caso, mi mamá, no todas tienen esa bendición)

Las personas piensan que somos de piedra, que no sentimos, o quizás que somos menos mamas, por que trabajamos. Somos el doble de mamas justo por eso.

Hacemos lo impensable por el bien de nuestros hijos, nadie mas que una madre sabe lo que es dar el pecho, y lo doloroso que puede llegar a ser, o lo que es sacarte la leche en un baño de la oficina, como si fuese algo horrible, que hay que esconder, prever con un banco de leche antes de volver al trabajo, noches sin dormir, e infinidad de peripecias que no valen la pena siquiera mencionar.

Pido, encarecidamente a esa gente que solo cierre la boca. Por lo que mas quiera, que cierre la boca si no va a realizar un solo comentario halagador, o reconfortante. Una mama que trabaja es el doble de mama, aunque no pueda estar 24/7 con su bebe.

Una mama que trabaja, trabaja por y para su bebe. No olvides que una mama es también mujer, y siente como se quiebra el alma, cuando alguien solo critica su labor.

Una mama que trabaja. Y sigue de pie apesar de las adversidades.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.