Azure Striker Gunvolt según Atsumu

No le llega a Megaman ni a los talones

Este Megaman Wannabe (hecho por Inticreates y Ken Inafune) es entretenido y llega a tener su propia identidad, pero siento que no pasa de un buen intento. El juego en sí es algo más estratégico: tu “buster” (una pistolita) es prácticamente inútil como “arma de fuego” y mas bien sirve como un “lock on” para que los enemigos que reciban el disparo sufran una descarga de tu campo eléctrico (que se va descargando de a pocos y tienes que esperar que recargue o activar la recarga automática presionando 2 veces hacia abajo). Además de ello, Gunvolt puede equiparse con items que le darán habilidades o ataques distintos, items que puedes comprar en una tienda en base a los items que ganas al finalizar cada misión…

Y esto es algo que no me agradó mucho que digamos: prácticamente TE OBLIGAN a repetir las misiones ya que si quieres comprar nuevo equipo tienes que volveeer a pasar escenas para que te den ítems. No es algo obligatorio pero el juego se hace MUY insoportable si por ejemplo no tienes un air dash (que lo obtienes con un equipamiento…) de hecho hay ataques de algunos jefes que prácticamente son imposibles de esquivar si no tienes air dash o air hop (salto doble)… para colmo ambas cosas las dan dos equipos distintos lo que significa que no puedes hacer ambos movimientos juntos ._.

Las gráficas no son nada del otro mundo pero prepárense a ver rayos de electricidad durante todo el juego. Lamentablemente nuestro protagonista tiene una personalidad casi inexistente y podría decirse que la única vez que se desarrolla en algo es al principio del juego… al final de la escena inicial Y YA, luego sigue siendo el mismo. La música tampoco me llamó mucho la atención, no recuerdo ninguno de los temas salvo el cantado que suena cuando aparece Lumen y te revive (cosa que creo que pasa completamente al azar) que es una canción típica de jpop.

La historia es interesante, y tal vez podría serlo más si no hubiese tanta terminología rara (adepts, septima, aegis, Sumeragi, Kudos, etc.) para un juego tan corto creo que exageraron con eso pero bueh… Lo que sí hay UN MONTÓN de incongruencias por cómo se da la historia, especialemente para sacar el verdadero final (que no puedes sacar hasta que termines el juego por primera vez)… de hecho en la misma batalla “final” (entre comillas, porque para sacar el final verdadero te peleas con un par de jefes más) no tiene sentido que Lumen te ayude… no diré más porque no quiere spoilear pero quienes han llegado a esa batalla entenderán.

Creo que me apresuré en comprar este juego, tal vez debí haberme esperado en comprarlo en una oferta o me dejé llevar por el hype de Mighty No.9, pero tampoco es que me haya parecido un mal juego. Fue entretenido, pero no como para decirles ¡cómprenlo ya!… a menos que seas fan del trabajo de Ken Inafune.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.