¿Qué significa la llegada de Xbox One Scorpio?

“For us, we think the future is without console generations,” Aaron Greenberg

La llegada de la nueva generación de consolas se ha dado a la tarea de innovar. En 2008, se vendieron un total de 89.23 millones de consolas y sólo había cinco productos en el mercado. El año pasado, contó con una consola de más y apenas alcanzó el 30% de la cifra anterior. Definitivamente algo esta pasando en la recepción de consolas. Pero, ¿las futuras generaciones podrán llamar la atención de los clientes?, ¿qué debemos de pensar con proyectos como Xbox One Scorpio? y si valdrán la pena.

Gráfica: VGChartz, statista 2017

El problema con las consolas es que su hardware es estático, no se puede cambiar por lo tanto, la tecnología avanza y hay que renovar todo para crear mejores juegos. De aquí, salen la versiones slim y finalmente, una nueva generación de consolas. Es muy molesto, costoso y no hay retro-compatibilidad de jueos (generlamente).

Xbox One Scorpio promete dar un mejor producto y darle fin a todos estos problemas, ¿cómo? Haciendo un híbrido de consola y PC. Quitando las generaciones y dando mejoras de hardware y los juegos serán compatibles los juegos en cualquier configuración de hardware.

Fuente: Xbox

¿Es el fin de la consolas? Es muy dificil responder eso, pero la línea entre PC y consola es casi imperceptible. ¿Para qué compro una consola si la puedo mejorar al igual que una computadora?; si estas piezas son más caras, ¿vale la pena pagar ese precio en vez de hardware para computadoras?; ¿cómo será la manera de actualizar nuestra consola, llevarla con la empresa, nosotros mismos o centros especializados? Estas preguntas darán pauta a contestar nuestra primera duda.

Estoy muy emocionada para saber como es pero recordemos que una consola es “Plug ‘N Play”, no te tienes que preocupar por nada y el gasto sólo se hace una vez (acomparación de la computadora). Ese es el concepto, o era. Siento que vamos a perder la escencia de lo que es tener una consola, ese sentimiento de llegar a casa, prenderla, meter el juego y sólo jugar; sin preocupación de ajustar resoluciones, o si puedes o no bajar el juego por especificaciones de juego… Tal vez perdamos a las consolas pero probablmente las consolas portátiles sean las que hagan la diferencia.

Fuentes: