La histórica visita del presidente Obama a Cuba
Medium en español
205

¿Final feliz o glorioso comienzo?

Resulta muy positivo el viaje de Obama a Cuba en estos momentos. Pienso que intentará acelerar los cambios, con tal de que el próximo inquilino de la Casa Blanca, si es republicano, encuentre la situación tan avanzada que le sea extraordinariamente difícil echarla atrás.

A Obama hay que reconocerle el acercamiento a Cuba como uno de los grandes pasos de su administración, al nivel del acuerdo nuclear con Irán, o la reforma sanitaria. Supongo que con esta visita tenga un poco más cerca la eliminación del embargo.

A los Estados Unidos y a Cuba les conviene más que nunca un acercamiento. A la Isla por lo económico, que supondría el impulso que necesita para salir del empobrecimiento y conectarse al mundo. Y al gigante en lo político, pues jugar la carta cubana, es decir, contar con la diplomacia caribeña a su favor, sería decisivo para volver a tomarle el pulso a América Latina, región que había dejado digamos “desatendida” desde mucho antes de las primaveras árabes.

Todavía quedan muchas sorpresas por llegar desde Cuba, como la democratización. Lo importante es que ocurra de manera pacífica y ordenada. Y mientras el gobierno norteño (preferiblemente demócrata) la impulse con delicadeza, es decir, sin que se note y en un clima de “buena sintonía” con el régimen, (Castro ha dicho que no seguirá en el poder a partir de 2018) puede que más que final feliz, haya un glorioso comienzo.