911 y activación de servicios de emergencia

La tradición popular mexicana, pasada de generación en generación a través de las historias de nuestros mayores, nos dicta dos cosas en relación a situaciones de emergencia: 
a) no importa cuál sea la emergencia, siempre va a llegar primero una patrulla y
b) si alguien muere en la vía pública, de la nada va a materializarse una sábana blanca con la que cubren el muerto y en algunos casos va a venir acompañada de algunas veladoras.

El día de hoy vamos a hablar del primer inciso, porque lo encuentro bastante alarmante. Aunque me encantaría entender cómo funciona el segundo inciso, lo dejaré como uno de los misterios sin resolver en mi vida.

Hace unos años, durante una situación de emergencia que se presentó bastante cercana a mí, alguien solicitó servicios de emergencia. Minutos después (como 15 o más) llegó una patrulla a revisar la situación. Esto me causó una verdadera inconformidad. ¿Cómo es posible que los servicios de emergencia mexicanos fueran tan mediocres como para enviar, después de varios minutos, una patrulla para resolver una emergencia médica? Comenté con mi suegro esta inquietud y él, un paramédico retirado de la Cruz Roja Mexicana, me comentó la razón por la cual sucede esto: la mayoría de las llamadas a servicios de emergencia en México son falsas.

El 24 de julio de 2017, la Secretaría de Gobernación de la República Mexicana, en asociación con otros organismos gubernamentales, publicó un documento llamado “Estadísticas nacionales de llamadas de
emergencia del número único 911
”. En este documento se da una cifra alarmante: durante los primeros seis meses de este año, del total de llamadas recibidas por el recientemente adoptado número de emergencias el 89% fueron improcedentes. Falsas, pues.

Gráfica del total de llamadas recibidas entre enero y junio del 2017, donde se muestra que el 89% resultaron improcedentes

¿Y entonces? ¿Estamos destinados a que por un gran número de mexicanos irresponsables todos tengamos que esperar 15 minutos a una patrulla para que evalúe la situación y solicite una ambulancia, camión de bomberos o unidad de protección civil? No. Lo que tenemos que hacer es aprender a activar los servicios de emergencia, para que desde el principio sea bastante evidente que no es una solicitud falsa. Para esto, les dejo las siguientes recomendaciones que me compartió mi suegro aquella vez:

  1. Mantén la calma. Cualquier llamada que empiece con gritos de desesperación será considerada sospechosa.
  2. En todos los casos que sea posible, di tu nombre al operador. Si por la situación no quieres hacerlo, explica por qué quieres mantener el anonimato.
  3. Si tienes algún tipo de calificación o certificación que te otorgue capacidad de decisión, menciónala. Esto incluye desde que tomaste un curso de primeros auxilios en la prepa, hasta que eres médico. O que jugabas a hacer fueguitos de chiquito y que sabes que ese charco de gasolina puede representar un problema. Toda esa información le sirve al operador para evaluar si puedes empezar a ayudar con su guía o si mejor espera a que llegue el servicio adecuado.
  4. Sé específico con el tipo de servicio de emergencia que estás solicitando: seguridad, médico, protección civil o de servicios públicos. Recuerda que si hay una persona atrapada es necesario solicitar apoyo de bomberos (servicio público) y médico de manera simultánea. Ninguno de los dos puede trabajar sin el otro en estos casos.
  5. Sé lo más claro posible acerca de tu ubicación. Si no sabes tu posición exacta, menciona la última referencia que tuviste y el tiempo transcurrido. Por ejemplo: “me encuentro en la carretera de cuota a Cuernavaca, sentido CDMX a Cuernavaca, unos cinco minutos más adelante de Tres Marías”. Si eres la persona menos ubicada del planeta, te sugiero descargar en tu celular una aplicación que otorgue las coordenadas GPS exactas.
  6. A menos de que se te indique lo contrario, mantente en la línea y otorga la información adicional que te sea solicitada.

Sobre todo, recuerda que nunca debes ir más allá de tu experiencia. Aunque hayas visto “ER” dos veces, estés al día en tus capítulos de “Grey´s Anatomy” y te sepas de memoria las dos temporadas de “Paramédicos”, es altamente probable que no estés listo para hacer una traqueotomía con una pluma Bic.

Espero que nunca necesiten utilizar este método, pero si se presenta alguna situación, se pueden sentir tranquilos de que ya saben qué hacer.