Bienvenid@s a los misterios — y la memoria

Hace unos meses que el Instituto Ayni reanudó su relación laboral con los maestros José Huamán Turpo y Alejandrina Calancha Monge, esta vez con motivo de la creación del cuarto documental de la serie “Los Misterios de los Andes.” Don José y Doña Alejandrina han ido compartiendo con nosotros cada noticia y avance de la producción, y la fragilidad de la memoria y la cultura que están documentando se hace más evidente con cada conversación.

Miembros de la comunidad K’ana preparando para la ceremonia

Cada vez que ellos encienden la cámara, están conscientes de que ésta podría ser la última oportunidad que tienen para documentar un ritual, observar el desarrollo de una ceremonia, o grabar la voz de un anciano.

Don José detrás de la cámara en la grabación de “Voces que sanan”

En esta labor, Don José y Doña Alejandrina se basan en una visión holística. Como director y productora, se esfuerzan por compartir la cosmovisión, la voz, la experiencia y las historias de las comunidades indígenas desde la perspectiva de las mismas comunidades.

Doña Alejandrina editando el documental “Inkarri”

Al ser “holístico”, cada proyecto se realiza mano a mano con cada comunidad, asegurándose que sean sus propias voces las que cuenten sus historias y siguiendo y respetando los calendarios rituales y agrícolas. La filmación de cada escena ocurre en el momento que el evento se desarrolla, asegurando la autenticidad de las historias. Es por eso que los documentales están en idiomas nativos como el quechua, el huachipaeri y el machiguenga. Asimismo, los líderes y los protagonistas participan activamente en la postproducción y aprueban la versión final del documental.

La intención no es solamente entrar a la comunidad, filmar, salir y editar las películas. Más bien se trata de fomentar una relación basada en el respeto mutuo, el apoyo y la reciprocidad que se mantiene durante años.

Don José con el equipo de grabación y miembros de la comunidad Q’ero

Para Don José y Doña Alejandrina, este proceso de filmación ha demostrado una y otra vez la importancia de preservar la sabiduría y las formas de vida que corren riesgo de perderse. Varios miembros de las comunidades Q’eros que formaron parte del documental “Inkarri” ya fallecieron, lo que significa que ciertas costumbres, formas de pensar y vivencias ya no pueden recuperarse.

Pablo Chura de la Nación Q’ero

Asimismo, algunos miembros de la comunidad Huachipaeri son los últimos hablantes del idioma. Los documentales sirven para que los jóvenes Huachipaeri puedan seguir escuchando su lengua madre durante muchos años después de que los ancianos dejen este mundo.

Manuela Ramos de la Nación Matchiguenga

Es por eso que cada documental es mucho más que una simple grabación. Se trata de preservar la historia y el conocimiento de las comunidades indígenas para las generaciones futuras.

Jóvenes de las comunidades Machiguenga y Huachipaeri

Para el Instituto Ayni, es un orgullo poder colaborar con Don José y Doña Alejandrina para compartir las historias de las comunidades indígenas de América Latina. Juntos, estamos trabajando en una serie de nueve documentales llamada “Los Misterios de los Andes.”

El cuarto documental ya está en marcha. Estamos documentando la relación entre la música, los instrumentos y la ceremonia en los Andes. Esta vez, en vez de enfocarnos en cada comunidad, seguiremos los hilos culturales que conectan las cumbres andinas, la selva amazónica, y el desierto del Atacama. Nuestros maestros nos llevarán a través de seis países: Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador y Perú, para documentar y evidenciar el simbolismo de los instrumentos y las relaciones que existen entre la música, la curación, los instrumentos y la ceremonia.

Un joven de la nación K’ana tocando al instrumento Pikuyllo, probablemente el instrumento andino mas antiguo

En este documental, la música y la ceremonia se entretejen con las costumbres que mantienen vivas las historias de estas comunidades, mostrando cómo los pueblos expresan su relación con la tierra y los seres vivos que les rodean. Estas películas son fundamentalmente, un archivo de la memoria ya que muchos rituales, idiomas y costumbres desaparecen cada año.

Esperamos que puedan apoyar este proyecto cinematográfico único y vital al ayudarnos a buscar diferentes formas para recaudar fondos. Nuestra primera reunión de apoyo a Don José y Doña Alejandrina contó con la participación de más de 20 personas que realizaron una lluvia de ideas para recaudar fondos. Las propuestas incluyeron desde proyecciones de los documentales hasta sesiones de sanación con sonido.

Reunión el 12 de marzo para apoyar a Don Jose & Doña Alejandrina

Nuestra próxima reunión es el jueves 18 de abril por internet, donde los nuevos interesados podrán aprender más y aportar con más ideas. ¿Nos acompañas?

Y para aquellos que no puedan asistir este jueves: ¡Completa este formulario y mándanos tus ideas!