Bilbostack 2019. Nunca defrauda.

Ayer acudí a Bilbostack 2019, es el segundo año que asiatimos y seguro que continuaremos haciéndolo por varias razones: nos aporta mucho valor, nos permite ir y volver en el día y no nos conlleva mucho desembolso económico (entradas y gasolina para los dos fueron 80 euros).

Para los que no pudisteis asistir o los que sí y queréis analizar otras opiniones os dejo mi punto de vista aquí agrupado por puntos.

Organización del evento.

La organización del evento siempre destaca por cuidar los detalles y por conseguir que todo salga perfecto. Para mí son un referente, sin duda, en cuanto a eventos.

Este año se notaba el buen hacer nada mas llegar, con varios miembros de staff ya preparados para escanear los QRs con una tablet, de manera rápida y sencilla.

Este año hubo acreditaciones y bolsa con detallitos. Me pareció una gran idea que la acreditación estuviese sin montar de forma que tu unieses la cinta a la cartulina y escribieses tus datos. Esto ahorra tiempo innecesario de búsqueda de acreditación específica y permite un mayor orden evitando que las cintas se enreden.

Como siempre los regalitos a los asistentes fueron novedosos y acertados. Lo que me ha faltado es la pegatina del evento, el año pasado fue un item que me encantó porque los diseños de Ainara son una pasada. Me hubiese maravillado tener una.

Durante las charlas sigue siendo un acierto el tiempo de descanso para que los asistentes se cambien de sala, intercambien opiniones y vayan al baño. Y la idea de recoger las preguntas y feedback en una aplicación web es insuperable. Permite filtrar las preguntas por si alguna fuese malintecionada, acorta tiempos y caben mas preguntas, permite al ponente escucharlas mejor y a los asistentes tímidos plantearlas sin miedo.

Este año hubo cafe y se agradece, quizás aquí aportaría algunas mejoras como que el agua en lugar de en vaso fuese en botellitas, pero desde luego que estuvo muy bien y permitió un networking genial entre asistentes.

Charlas.

Las charlas no se graban y esto hace mas difícil aún la decisión, pero por otro lado permite mas libertad de expresión a los ponentes. Los track están muy bien estructurados y con charlas con temáticas similares juntas.

Yo asistí a las siguientes:

  • Belen Albeza resumió de forma sencilla, clara y muy práctica que son los Web Components, mostró muchos ejemplos de como crearlos, como se ven en el navegador y de las múltiples ventajas que ofrecen. Sin duda, una gran charla.
  • Ricardo Borillo reunió en su charla un análisis detallado del momento actual del ecosistema Javascript y realizó muy buenas recomendaciones, aportando mucho valor para mejorar en nuestros desarrollos.
  • Eduardo Ferro consiguió por fin explicarme que es realmente Devops, que valores aporta y por qué no es simplemente ser un sys admin. Nos hizo reflexionar mucho durante su charla y darnos cuenta de lo importante que es aportar valor y como claramente los procesos de entrega al cliente estan avanzando y que practicas se están quedando obsoletas.
  • Cristina Santamarina realizó la que para mí ha sido la mejor charla de chatbots que he visto. Las diapositivas eran maravillosas, con todos los detalles cuidados, la información muy bien estructurada y con su repaso a la situación actual con sus errores, retos y consejos fue un broche excelente.

Me quedé con ganas de asistir al resto de charlas y es que la elección de ponentes de Bilbostack es siempre impecable.

Networking.

Cómo cada año he podido saludar a muchos desarrolladores que sigo en Twitter pero que no puedo ver en mi día a día, intercambiar opiniones con ellos es lo mejor de los eventos.

Este año, como todavía no estoy al 100% no pude asistir a la Plaza Nueva, era mucho tiempo en pie para mí y además me involucra ir primero a comer a otro lugar, porque no encontré ningún local que tuviese comida apta para celíacos e intolerantes a la lactosa en la plaza el año pasado. Por ello, fuimos a visitar el Guggenheim que ya tocaba, pero sin duda el año que viene iremos un rato a la Plaza Nueva con mi bocata de casa para poder interaccionar con los asistentes.

Nos solemos quedar hasta las 17 o las 18 horas normalmente para emprender el regreso a casa. Este año Bilbostack ofreció un servicio de guardería, lo cual es un acierto pero nuestra necesidad de conciliación es especial: tenemos un perro que requiere unos cuidados y que nos obliga a turnarnos en eventos, en la Commit nos intercambiamos para estar con él y sino para asistir juntos tienen que ser eventos que nos permitan ir y volver en el día como éste. Esto no es algo que sea culpa de las organizaciomes de eventos, sino que España todavía carece de pocos espacios pet friendly, lo cual es una pena.

Eso sí concluyo comentando de nuevo mi enhorabuena a la organización y animando a todo el mundo a no perderse Bilbostack2020 que será un éxito seguro.