Confesiones de infidelidad

Fuente: tumblr.com

Quisiera decir que no me estoy viendo con otra mujer a escondidas; no quiero que mi esposa se entere, o se le destruirá el corazón.

Quisiera decir que nadie sabe de qué cosas hablamos por teléfono y por mensaje de texto; cosas sucias y perversas que me excitan cada vez que las recuerdo.

Quisiera decir que no sé a dónde me dirijo a las once de la noche; lo único que puedo hacer es mirar hacia las ventanas de las casas que todavía tienen las luces encendidas, con la esperanza de que no estén de curiosos queriendo saber el origen de ese ruido.

Quisiera decir que mis hijos son lo más preciado de este mundo; no tuve otra opción más que olvidarme de ellos, porque la culpa me come vivo. Ninguno de los dos querría a un padre que se esfuerza demasiado por permanecer entre lo sombrío para no ser alumbrado por las luces destellantes de su inocencia.

Quisiera decir que nada de esto es real; vivir en una fantasía que solo existe en mis sueños, en donde juego al ensayo y error, en donde tengo vidas infinitas, en donde puedo equivocarme las veces que yo quiera, para saber la decisión correcta que debí haber tomado desde el principio.

Quisiera decir que no ando por un mal camino, que lo que hago está bien… pero he aquí que el dolor y la consciencia me seguirán traicionando por el resto de mis días.