Toma de colegios

La reunión de los estudiantes con la ministra de Educación Soledad Acuña no logró resolver el conflicto por la Nueva Escuela del Futuro

El miércoles 20 representantes de la comunidad educativa expresaron en la Defensoría del Pueblo lo que pensaban sobre la reforma educativa

En sus cuerpos se podían leer los reclamos

“Si no hubiera sido por los 31 colegios tomados, no habríamos tenido ninguna reunión, no nos habrían convocado a ningún lado y no habríamos tenido ninguna instancia. Queda claro una vez más que la única forma de que nos escuchan es cuando tomamos los colegios y nos movilizamos al Ministerio”, dijo uno de los estudiantes después de la reunión realizada en la Defensoría del Pueblo el miércoles 20 de septiembre con la ministra de Educación.

A las 12 horas estudiantes de varios colegios se concentraron en Belgrano 673, frente a la Defensoría del Pueblo, donde se desarrollaba una reunión entre representantes de todos los colegios estatales de la Ciudad de Buenos Aires y la ministra de Educación, Soledad Acuña, con el Defensor del Pueblo, Alejandro Amor, como mediador.

Cada 18 horas hay un femicidio

Del otro lado de la calle, alumnos de la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano pintaban una bandera con las iniciales de la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB). Sofía, estudiante de esta escuela, sintetizó en tres puntos los pedidos del estudiantado: en contra de la reforma educativa impulsada por el gobierno de la Ciudad “Nueva Escuela del Futuro”, la aplicación de la ley de Educación Sexual Integral promulgada en el 2006 y la implementación de un protocolo contra la violencia de género.

Uno de las exigencias fue la implementación de la ley de Educación Sexual Integral

A medida que pasaban los minutos llegaban más centros de estudiantes. A las 14:53 cortaron la calle, dejando un carril libre. Los estudiantes se colocaban detrás de las banderas de sus respectivos centros, del Carlos Pellegrini, de la Escuela de Cerámica N°1, del Normal N°1, del Liceo 9, la Escuela Técnica N°17, la Escuela de Bellas Artes “Rogelio Yrurtia”, con la bandera del CEB encabezando el corte de calle . Entonaron distintos cantos que reflejaban sus pedidos: “llamen al bigote represor, para que vea que este pueblo no cambia de idea, pelea y pelea por la educación”, “la educación del pueblo no se vende, se defiende”, “a ver, a ver, quién dirige la batuta, los estudiantes, o el gobierno hijo de yuta”, ”qué cagazo, no nos dan respuesta, se viene el estudiantazo”. “el que no salta es del PRO”, “Bullrich decinos ya, el compañero Maldonado dónde está”.

Abril, alumna de segundo año de la Escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia dijo: “Quieren aplicar la reforma educativa pero no saben nada”. Explicó que en su colegio antes les daban el título de “Maestro de Bellas Artes” que los habilitaba para dar clases pero con la nueva reforma que quiere implementar el gobierno de la Ciudad van a recibir el título de “Realizador de artes visuales”, que no les deja dar clases al terminar el secundario. En la Escuela de Ceramica N°2 todavía no saben cómo les afectaría la reforma.

Llegaron también de la Escuela de Danzas N°2, la mayoría con el cuerpo y la cara pintadas, muchos sin remera y algunas mujeres sin corpiño. Todos los estudiantes se sentaron para ver una coreografía que realizaron los chicos de la escuela de danzas.

A las 16:20 salieron de la reunión con la ministra de educación Acuña. Algunos de los que estuvieron en el encuentro tomaron el micrófono de un camión que había llegado para “prestarles sonido” y se dirigieron a sus compañeros para contarles lo que había sucedido. Manifestaron que la reunión no fue resolutiva y que “no sirvió para absolutamente nada”. Se impulsó a seguir con las luchas hasta que se derogue la reforma, ya sea cortando la avenida 9 de Julio, tomando los colegios o tomando el Ministerio de Educación.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.