MIKTA, ¿por qué esos integrantes y no otros?

El caso de MIKTA es algo peculiar, ya que a pesar de ser un bloque económico de los más recientes incluye otro tipo de enfoques y esto podemos verlo en sus objetivos. Primeramente hay que señalar los puntos más importantes de su fundación, objetivos, etc. para poder vislumbrar el por qué ellos integran esta alianza.

Como se mencionó antes, es un bloque integrado por México, Indonesia, Corea del Sur, Turquía y Australia. Se podría decir que fue creada el 25 de Septiembre del 2013 durante una reunión de líderes en la Asamblea General de la ONU como iniciativa de México y Turquía. Posteriormente se encontraron en otras tres reuniones y han tenido dos juntas oficiales.

Ellos mencionan que están conscientes de sus diferencias culturales, geográficas, religiosas, etc. pero que esto no es impedimento alguno para que se unan, ya que sus principales similitudes radican en que son democracias con economías abiertas (y con un buen nivel económico), tienen valores afines, geopolíticamente hablando son países con posición estratégica y tienen buenas relaciones con los Estados vecinos.

Si vemos sus objetivos, podemos observar que muchos son diplomáticos e incluso entre ellos se apoyan para tener voz en foros, pero también buscan obtener logros en los aspectos económicos y comerciales, ya que como menciona Icaza (2014), tienen preocupaciones similares en la agenda económica y sus procesos económicos son muy parecidos, lo cual favorece el intercambio comercial.

La perspectiva desde la cual se analizará al bloque es económica, por lo cual veremos el lugar que ocupan regionalmente estos países y las características más importantes que han permitido su integración (cabe aclarar que la fuente de los datos es el Fondo Monetario Internacional).

Para poder obtener el posicionamiento regional, el FMI tomó como base el PIB de cada país y se obtuvieron los siguientes resultados: en la región del Pacífico, Australia ocupa el primer lugar; en América Latina y el Caribe, México se posiciona en el sexto lugar; en Asia, Indonesia se encuentra en el lugar dieciséis y Corea del Sur no figura en este registro. Finalmente, Turquía es el más bajo a comparación con el resto de los países, ya que se encuentra en la posición número treinta y uno en Europa. Los datos que se presentarán a continuación pueden ser de ayuda para observar el por qué algunos países se encuentran en ese lugar y esto dará paso a analizar si este bloque es parte de una estrategia de algún Estado.

Tomando en cuenta los últimos datos existentes sobre la densidad poblacional (2014), la cantidad de habitantes por kilómetro cuadrado son: México con 64.5, Indonesia tiene 140.5, Corea del Sur cuenta con 517.3 personas, Turquía con 98.7 y finalmente Australia con únicamente 3.1 personas. Tocando aspectos poblacionales, pasamos a la tasa de desempleo. En México es del 4%, en Indonesia es del 5.9%, Corea tiene el 3.5% mientras que Turquía el 10.8% y Australia el 5.9%. Cabe destacar que las tasas de desempleo se han ido reduciendo respecto a años anteriores y se prevé que sigan con esta disminución en un futuro (aunque no sean significativas).

Respecto a la inflación del IPC podemos observar que al menos en cuatro países este indicador se mantiene similar, ya que en México es del 2.9%, Indonesia tiene el 4.3%, Corea es el más bajo con 1.3% y Australia con 2.1%; al contrario de Turquía quien es el que tiene mayor nivel de inflación al mostrar una cifra del 9.8%.

El crecimiento del PIB en los países miembros ha sido el siguiente: México se ha mantenido en un margen de crecimiento del 2.3% al 2.5% y se estima que aumente un promedio de 0.2% anual; Indonesia registra un crecimiento del 4.9% y tuvo una baja del 0.2% en el 2015, sin embargo se ha recuperado poco a poco y se prevé que aumente un promedio de 0.3% anual; Corea del Sur cuenta actualmente con el 2.7% y de igual manera se estima que crezca en los próximos años; Turquía presenta el 2.7% y se pronostica que su PIB crezca a pasos un poco lentos, finalmente Australia se mantiene estable con un crecimiento del 2.5% y se vislumbra que tenga crecimiento para los años próximos.

Podríamos decir que a nivel mundial, MIKTA tiene $5.6 BDD del PIB y representa a unas 500 millones de personas, aproximadamente. Con todos los datos mostrados anteriormente se puede observar que, si bien no son cifras excelentes o que cumplan con el nivel de las grandes potencias, tampoco son considerados en la rúbrica de países con poco desarrollo económico, y es por ello que se le considera como un bloque de “potencias medias”; es decir, son economías que no cuentan con un gran impacto internacional pero tienen la capacidad de desarrollarse más allá de su nivel actual y, en un futuro, figurar como posibles potencias.

Finalmente, dando respuesta al planteamiento de por qué son estos los países integrantes de un “nuevo” bloque económico, podrían surgir tres vertientes u opciones como respuesta.

La primera sería que en parte es una estrategia de Turquía (principalmente) para no quedarse estancada en la economía internacional, ya que como pudimos ver en las cifras, este país tiene algunos puntos en contra a comparación del resto, como lo son la tasa de desempleo, la inflación y su posición a nivel regional. Otra razón por la cual se menciona a este país es porque fue, junto con México, uno de los propulsores de este bloque. Otro actor sería México porque no cuenta con acuerdos comerciales con alguno de estos países, por tanto ser parte del bloque le abre nuevos horizontes y esto lo puede llevar a cabo gracias a las reformas estructurales que se han implementado a partir de este sexenio.

La segunda opción es que estos países, al ser identificados por organizaciones como el G-20 dentro de las potencias medias, buscan elevar su poder económico. La estrategia para lograr este objetivo es unirse y aprovecharon sus buenas relaciones y similitudes en cuestiones de valores (como ellos mencionan) y económicas, ya que los indicadores nos muestran que, salvo en ciertas excepciones, sus números (o al menos los más importantes) son similares y la proyección a futuro indica aumentos (como en el PIB) o mantenimiento de números (como la inflación) y esto nos habla de economías estables con las que se corre un riesgo mínimo de pérdidas o impactos negativos hacia los otros.

Y, en tercer lugar, incluso en sus objetivos se puede ver que no sólo buscan una integración económica, sino también diplomática (hasta cierto punto). Por el momento no se proyectan como un bloque que busque hacer contrapeso a otros, sino como una alianza que tenga mayor voz y voto en las diferentes reuniones de organizaciones donde los cinco sean Estados miembro.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.