Lucha por la vida salvaje

El 5 de junio celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente, que tiene como objetivo inspirar al mayor número de personas en el mundo a proteger los sistemas naturales de nuestro planeta.

En 2016, el tema elegido, Lucha por la vida salvaje, anima a celebrar todas aquellas especies que están en peligro y a tomar medidas para protegerlas. El país anfitrión de este año es Angola.

El comercio ilegal, tanto de animales como de plantas, está acabando con la diversidad de la Tierra y llevando a especies enteras al borde de la extinción. Por no decir que las matanzas y el contrabando impulsan el crimen organizado y la corrupción en muchos países, especialmente en aquellos en vías de desarrollo.

Elefantes, rinocerontes, tigres, gorilas, tortugas… algunas subespecies ya se han extinguido, otras están a punto.

Quizá las tengamos menos presentes, pero muchas plantas silvestres que forman parte del ecosistema terrestre están también desapareciendo.

Algunos datos sobre el tráfico de especies

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), responsable de organizar el Día Mundial del Medio Ambiente, pone cifras al comercio ilegal de especies silvestres:

  • Un 20% de la población de elefantes africanos fueron asesinados entre 2010 y 2012
  • La población de elefantes en Tanzania se ha reducido un 60% y en Mozambique un 50% desde 2009
  • Entre 2009 y 2014 se exportaron 170 toneladas de marfil de manera ilegal en África
  • Al menos 1.338 rinocerontes fueron asesinados sólo en 2015
  • Los chimpancés se han extinguido en Gambia, Burkina Faso, Benin y Togo
  • Cada año perdemos 3 mil grandes simios, de los cuales el 70% son orangutanes

Hace unos años, saltaba a los medios una noticia sin precedentes: los elefantes de Mozambique nacían sin colmillos. El director del Parque Nacional de Gorongosa decía entonces que los veterinarios estaban seguros que era debido al estrés. Durante la guerra civil, casi 12 mil elefantes fueron masacrados, pues las guerrillas intercambiaban armamento por marfil.

Este fenómeno se ha dado también en otros países como Zambia y Uganda.

¿Qué puedo hacer yo?

El Día del Medio Ambiente puede celebrarse de muchas maneras, lo importantes es hacer llegar el mensaje, que este año se centra en la protección de la vida salvaje. Algunas de las propuestas del PNUMA son: exhibiciones artesanales, concursos, actos de teatro y poesía o acciones en redes sociales.

Otra propuesta de la organización es ponerle nombre al antílope de Angola. Tres de los últimos 200 antílopes sable de Angola recibirán nombre y un collar localizador para que los guardias forestales puedan seguirlos, y así protegerlos de los cazadores furtivos.