Estrategias Creativas y Pensamiento Científico en la Enseñanza de la Física

En mi experiencia docente como profesora de física, mis estudiantes a menudo se sorprenden y se preguntan ¿cómo los físicos de la antigüedad llegaban a deducciones tan trascendentes sin ayuda de la tecnología?.

Actualmente hay una serie de televisión del canal Nat Geo llamada “Genios por Stephen Hawking ”, esta serie contesta la interrogante de mis estudiantes. En nuestro cerebro, todos tenemos la capacidad para poder llegar a las mismas conclusiones de nuestros grandes científicos de la historia, todo es cuestión de mantener viva la imaginación, la creatividad y una dosis de perseverancia ante la frustración para visualizar otras formas de resolver un problema.

Partiendo del planteamiento de Stephen Hawking quien dice que todos podemos pensar como un genio, le daré a mis estudiantes un reto, ellos deberán calcular experimentalmente la gravedad del planeta Tierra, eso sí en esta ocasión será diferente, tradicionalmente cuando realizo laboratorios en mi clase les doy las instrucciones escritas y verbales. Esta vez les proporcionaré solamente los materiales necesarios para lograrlo, ellos deben hacer la deducción para diseñar el experimento y resolver el problema.

Pero no podría realizar este reto con mis estudiantes sin comprobarlo por mi misma primero, así que anexo la imagen de mi bitácora.

En este experimento se medí la altura de un balcón, luego desde lo alto se realicé 10 lanzamientos en caída libre para tomar el dato de 10 tiempos con un cronómetro, los cuales se promedian para que la medida sea más confiable, finalmente realicé los cálculos con las fórmulas de caída libre. Como se ve en la imagen, mi resultado de la gravedad es 9,29 m/s2 , hay una variación con el resultado real que es 9,8 m/s2 lo cual se debe al tiempo de reacción al activar el cronómetro.

En el reto para mis estudiantes solo contarán con las fórmulas de caída libre, una pelota, el cronómetro de sus celulares, una cinta métrica, libreta de anotaciones y manos a la obra.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Beatriz Carrillo’s story.