¿En qué eres bueno?

Si quieres construir la carrera profesional que te haga más feliz, conviene que sepas en qué eres bueno. Al final, no será un camino fácil y tienes que saber qué es lo que ya llevas contigo y en qué necesitarás ayuda más adelante.

Pero antes, como siempre, me gustaría aclarar algunos malentendidos, o más bien mitos, que se suelen asociar a los puntos fuertes de cada uno.

Tus puntos fuertes y tu pasión no siempre van juntos

Es importante tener en cuenta que ser bueno en algo no significa que disfrutes con ello. Sin embargo, siempre puedes, una vez que encuentres tu pasión, sacar provecho de lo que ya sabes que se te da bien. Por ejemplo:

Tus puntos fuertes sí que cambian

Puede ser que tengas cosas que te salgan de manera natural, pero esto tampoco quiere decir que sean tus mejores cualidades. Tu trayectoria te ha presentado (y te va a seguir presentando) retos que tuviste que afrontar de distintas maneras. Así es como descubres o desarrollas lo que te sale mejor. Y eso es bueno por dos razones: te libera del miedo de que lo que tienes no es suficiente (no soy lo suficientemente bueno) y consecuentemente te estimula a buscar más.

Vale, pero, ¿cómo identificas tus puntos fuertes? Aquí te presentamos 3 sugerencias de cómo hacerlo.

Pregunta a la gente que te conoce

De manera similar a lo que presentamos en el texto de 3 Actividades para Descubrir tu Pasión, los que conviven con nosotros suelen tener una perspectiva distinta sobre nuestras acciones porque lo ven desde fuera. Así que haz una lista de 10 familiares y amigos y pregúntales simplemente: “¿En qué dirías que soy bueno?” o “¿Qué habilidades crees que tengo?”

Otra variante de este ejercicio es analizar cuáles son los problemas que tus amigos te suelen pedir que les resuelvas. ¿Eres al que siempre recurren para que les ayude a decidir qué hacer o al que siempre preguntan cómo organizar viajes? En estos casos, ¿qué habilidades son necesarias?

Haz tests

Y aquí te puedes perder bastante pero sí que los tests de habilidades siempre te ayudan a ver tendencias basadas en tu personalidad. Aquí te sugerimos uno que es gratis, práctico, pero a la vez muy completo. El 16 Personalities.

Basado en los muy conocidos Indicadores de Mayer-Briggs, este test se hace con base en 4 dicotomías (Extroversión/Introversión, Sensorial/Intuitivo, Pensamiento/Emocional, Calificador/Emocional). Los resultados vienen divididos en ocho apartados, el segundo de los cuales se llama “Puntos fuertes y Debilidades.”

Pero para que éste y otros tests te den un resultado válido, es importante que seas lo más sincero posible. Contesta siempre basándote en quién eres y no en la persona que deseas ser.

Además, suelen tardar alrededor de 15 minutos en contestar, pero es importante que lo hagas de una vez y que no te distraigas con otras actividades.

Investiga situaciones de tu trayectoria que representan un reto

Haz una lista de los cinco principales retos que afrontaste de manera satisfactoria. Y, otra vez, caben aquí situaciones personales y profesionales. Examina, entonces, cómo lo hiciste, paso a paso y, luego, intenta encontrar repeticiones entre los diferentes retos. ¿Sueles ser alguien que maneja bien situaciones complejas y datos? ¿O alguien que gestiona muy bien las emociones y la reacción de los demás frente a situaciones de presión? En las situaciones que elegiste, ¿tomaste decisiones rápidas o te centraste en garantizar el bien estar de los demás? Una vez que encuentres repeticiones, éstas serán muy buenos indicios de cuáles son tus puntos fuertes.

Y una vez que tengas claro cuáles son tus puntos fuertes, pregúntate a ti mismo si las sueles reconocer como tal. La gran mayoría de nosotros tiende a ocultar lo que mejor se nos da. Se trata de una de las maneras que inconscientemente utilizamos para evitar ser vulnerables. Sabes esa voz dentro de ti que constantemente dice: “¿quién crees que eres?” Bueno, ya hablaremos mejor de eso en otro texto, pero lo importante es que te dediques a utilizar mejor tus puntos fuertes. Y lo puedes empezar a aplicar ahora mismo; ponte un reto para la semana: utiliza tus dos principales puntos fuertes para ayudar a alguien. En seguida, estate atento a las oportunidades y tan pronto tengas una, ¡levántate y espabila!


Become surgió para ayudarte a conocerte a ti mismo y que hagas de tu trabajo un expresión de quien eres. ¿Te gusta la idea? Visita nuestro crowdfunding en https://igg.me/at/become