Nunca perdí a nadie físicamente. No sé cuál es el dolor de despertarte y que te digan que se murió alguien que queres mucho. No lo conozco, no lo entiendo. No sé de qué habla la gente cuando dicen que perdieron a un padre, un abuelo o un amigo. No lo quiero entender. Me niego a saber lo que se siente. Prefiero morirme yo antes.

Me aterra la muerte. No exactamente la mía, en realidad mi muerte me da curiosidad. Pero el hecho de solo pensar que puedo perder a alguien en cualquier momento me deja mal. Creo ese es el principal motivo por el cual siempre hago lo quiero hacer, digo lo que siento que tengo que decir y muestro mi afecto a la gente que adoro. Lo hago porque sé que un día no voy a poder hacerlo y hace un par de años que me eduqué lo suficiente para darme cuenta que no me quiero guardar las cosas.

Siempre sostuve que le tenía miedo a la muerte pero estos últimos dos años lo intensifique cuando caí que mis abuelos de a poco se están apagando. Y me da miedo en serio. Hace meses que no puedo dormir por el hecho de que mientras yo crezco ellos van yéndose de este mundo, y no sé como ponerle pecho a las balas que esta situación me está tirando.

Nunca fui la misma persona que soy ahora. Capaz mañana no sea la misma persona que soy hoy, pero la persona que escribe esto ahora sabe que lo único que le importa es la gente que adora. Entonces ¿cómo puedo ayudar a alguien cuando sé que por más ayuda que meta, a esa persona mucho tiempo no le queda? Porque se que la persona que de a poco me está soltando la mano lo agradece y lo valora, pero yo siento que nada es suficiente. Y me siento egoísta. Me siento así porque yo quiero que mi abuelo este al lado mío para siempre, pero capaz lo mejor para él es apagarse de una como cuando apagas un incendio, para poder así dejar de sufrir.

No entiendo la muerte y no la quiero entender. Es horrible encontrarse con ella por primera vez.

Porque en realidad sí quiero entenderla, pero se que sólo voy a hacerlo cuando viva un duelo en carne propia, y no va a quedar otra que aceptarlo y vivir con el recuerdo de esa persona para siempre en mi mente.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.