#NiUnaMenos

En el 2008 mataron una mujer cada 40 horas en Argentina. A partir de ahí, los femicidios dejaron cerca de 1500 niñas y niños huérfanos y algunos de ellos están obligados a convivir con los asesinos. Suena fuerte, y pensar que solo tomé de referencia datos de Argentina.

No deja de existir la cultura de violencia contra las mujeres. Hablamos de hombres que piensan que una mujer es suya y que tienen derecho sobre ella, que pueden hacer lo que quieran, y que cuando esa mujer dice NO, le amenazan, le pegan, le matan para impedir que diga NO. El femicidio es eso: marcar los cuerpos de las mujeres violentamente, y como amenaza para otras, para que las mujeres no puedan decir que no y en algunos casos, para que renuncien a su independencia.

Existen varios tipos de violencia:

-Física: Si produce daño, dolor o, riesgo de producirlo, en tu cuerpo o cualquier otra forma de maltrato que afecte tu integridad física.
 -Psicológica: Si causa daño emocional, si afecta tu autoestima, perjudica o perturba el desarrollo personal, si busca degradar, controlar acciones, creencias y decisiones mediante la amenaza, el acoso, el hostigamiento, la humillación, la manipulación y el aislamiento.
 -Sexual: Si vulnera en todas sus formas, con o sin acceso genital, tu derecho a decidir voluntariamente sobre tu vida sexual o reproductiva, mediante la amenaza, el uso de la fuerza o la intimidación.
 -Económica y patrimonial: Si busca menoscabar recursos económicos o patrimoniales mediante diversas acciones que incluya la pérdida de tus bienes hasta el control y limitación o control de tus ingresos.
 -Simbólica: Si se naturaliza la subordinación de las mujeres en la sociedad, mediante la transmisión y reproducción de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos que promueven la dominación, desigualdad y discriminación.

Hoy, más que salir a acusar o frustrarnos por casos pasados, sugiero sumar compromiso desde donde te toque para cambiar una cultura que tiende a pensar a la mujer como objeto de consumo y descarte, no como una persona autónoma y valiosa.

A vos mujer, te animo a que respetes para ser respetada, a que regales valores fundamentales a tus hijos/as, a que exijas tus derechos, a que no bajes cabeza ante injusticias, a que luches por tus sueños, a decir que no cuando haya que hacerlo, a conocer tu valor como mujer real dejando de lado los prototipos, a no callar.

Nos queremos vivas. A todas. #NiUnaMenos

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Belu Varela’s story.