Ahorrar

Cada vez consumimos más, estamos sumergidos en una cadena de consumo impresionante y uno que trabaja en vender productos y servicios sabe perfectamente que cada vez es más difícil ahorrar.

Voy a colocar algunas cosas que he aprendido en el camino y que les pueden ser útiles, no soy un gran experto, pero la independencia financiera se va logrando paso a paso. Yo aún no la logro, pero creo estar cerca. He tenido la suerte que no dependo de nadie, soy independiente desde muy temprana edad y menos mal que no recibo ni un céntimo de mis padres, ni de mi familia desde que tenía 20 años, eso, me ha dado a entender que todo cuesta con esfuerzo y que uno vive dos realidades, la del día día, el dinero líquido, las monedas, el billete y la de los créditos, de consumo, tarjetas de crédito, hipotecario, auto, etc… si uno se da cuenta, capaz que en este momento estes con deudas de hasta bastante tiempo más, pero tranquilo, en nuestra sociedad eso es “normal” aunque para mi no lo sea. Los créditos son armas de doble filo, pero a mi me han servido para aprender muchas cosas y te contaré por qué.

Recomiendo que comiences en hacer una hoja de excel con tus gastos mensuales, depende de tu grado de dedicación a las hojas de excel, puedes colocar el detalle de cada cosa que gastas, sino puedes hacer como yo que sólo divido lo más importante (servicios, comida, pagos a instituciones, cosas para ti, para la casa, salidas, vacaciones), si tienes pareja es cuestión que veas si incluyes lo que sale y lo que entra en una misma hoja o lo ves por separado. Lo interesante de esto es que aquí comienza el juego de los números, esos que te hacen ver más allá y que te van a hacer actuar.

El primer mes no podrás sacar muchas conclusiones, pero a lo largo de los meses comenzarás a ver datos importantes donde puedes sacar conclusiones y ahí es dónde puedes comenzar a ahorrar. Cuestiónate todo lo que gastas, si es necesario, cómo puedes hacer bajar esos gastos, en mi caso me ha pasado con muchas cosas, por ejemplo, en casa hemos cambiado el hábito de comprar siempre en el Mercado Central, todas las frutas y verduras y lo que antes me gastaba en un Super $30.000 hoy me gasto entre $15.000 y $18.000, es un mayor esfuerzo (logístico) porque debo organizarme para que la compra sea cada semana, pero es comenzar a hacer un hábito de ahorro. Pero también no te prives de cosas que te gustan o que haces para divertirte, todo en su medida ; )

Observa el mercado de los servicios, cableTV, conexión a internet, celular, debido a la competencia siempre hay cosas interesante, ojo, que en el mayor de los casos son trampas y las letras chicas son peligrosas, pero para eso está Internet, para que te ayudes a consultar con comentarios de otros consumidores.

Ahorrar no es sólo meter plata en un banco o guardar billetes debajo del colchón, en lo últimos años las empresas nos han tratado de enseñar que ahorrar (lo que sea) es bueno, nos vinieron a enseñar cosas que muchos de nuestros padres no nos han enseñado y que tampoco ha sido en el colegio. Las compañías junto a la publicidad y las comunicaciones (medios) se han agarrado de ese tema, para explotar a su manera y su conveniencia que ahorrar es bueno. Pero aún seguimos comprando periódicos en papel, teniendo varios televisores en casa encendidos a la vez, comprando ropa que luego usamos 1 vez al año (o sin usar), comprando comida que luego se daña en el refri, etc.

No tienes que ganar mucho con un sueldo o por otros ingresos para decir que tienes capacidad de ahorro, porque si esa lámina de excel comienzan a aparecer bajas progresivas en un gasto de servicio ya puedes decir que estás comenzado a ahorrar. Ahorrar haciendo un emprendimiento es mucho más complicado ya que normalmente lo que necesitas es inyección de dinero para tu negocio, pero siempre hay espacio luego de un tiempo para comenzar a hacer un plan de ahorro.

Otra cosa interesante que puedes practicar, es ver tu capacidad de pago y eso lo puedes ir midiendo con los mismos créditos. Pide un pequeño crédito, que el pago mensual no exceda el 10% de tu ingreso, trata que sea de pocos meses, por ejemplo de 6 ó 9 meses. Organízate muy bien con tus pagos, al final del crédito debido a tu orden te sentirás cómodo pagando ese monto, inmediatamente luego que termines de pagarlo, el mismo monto de esas cuotas métela en algún producto bancario: fondos mutuos, cuenta de ahorro en dólar o euro o como en el caso de Chile que hay servicios de fondos de pensiones voluntarios o sistemas como el 57 bis.

Es muy diferente comprar en cuotas, que ahorrar y luego comprar de contado. Pareciera que cuando uno compra a precio contado y cuotas, sintiera que está ahorrando o haciendo una compra inteligente, pues no. En muchos países de Latinoamérica te aceptan comprar con tarjetas de crédito a precio contado y pagando en cuotas, en Chile a veces llegan a tener promociones de 12 meses, pero eso es un arma de doble filo y debes tener mucho cuidado. Por ejemplo, si quieres comprarte un refrigerador nuevo es mejor que vayas ahorrando mes a mes y luego lo compres de contado, a veces es complicado, lo sé, pero también puede comenzar por parte, ahorras la mitad y la otra mitad lo colocas en cuotas. Pero trata que el próximo producto lo compres de contado, ¡mira como se disfruta!

Sería interesante compartir ideas, hay demasiadas técnicas y recomendaciones de verdaderos expertos que puede ser mucho más útiles de lo que he venido escribiendo. Siempre se agradecerá el compartir logros y fracasos para que nuevas generaciones aprendan el valor del ahorro.


Originally published at btek.tumblr.com.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.