MVP vs Prototipo — ¿Son lo mismo? ¿Cuál necesito?

Juan Betancourt
Sep 29 · 4 min read
Imagen cotesía de “What is the difference between a prototype and a minimum viable product (MVP)?

Tal como mencioné en el artículo “Diccionario Emprendedor”, un prototipo puede ir desde una versión rústica e imperfecta pero funcional de un producto (o servicio) hasta una representación tangible o gráfica de una o varias de las características del mismo. En cambio un MVP es un proceso mediante el cual se expone un prototipo funcional al mercado para recolectar feedback temprano de parte de los usuarios e ir ejecutando series de iteraciones de construir-medir-aprender.

Atentos que al final les dejo disponible un link a la Guía Comprimida de Validación de Board of Innovation que incluye 20 ideas de prototipo para correr experimentos

Es decir, dicho en otras palabras todo MVP está conformado por un prototipo pero no todo prototipo necesariamente se puede considerar parte de un MVP.

Prototipo funcional vs no-funcional

Es importante marcar esta diferencia entre estas dos principales categorías de prototipado, la primera de ellas (funcional) es la que engloba a todos aquellos que permiten efectivamente solucionar uno o varios de los problemas del usuario/cliente al cual está dirigido. Un ejemplo claro de este tipo de prototipo es el “Imposter Judo” donde se apalanca en producto ya existente cambiando el branding y modificando solamente aquellos elementos del producto en las que creemos que hay una oportunidad de mejora para habilitar a que los usuarios nos brinden feedback temprano de forma rápida y económica, un ejemplo clásico del uso de esta herramienta es el caso de Zappos, cuyo equipo seleccionó un retailer de zapatos, digitalizó parte de su portfolio de producto y los disponibilizó dentro de una página web en la cual el cliente podía acceder a la colección de productos y concretar el pedido online. Mientras tanto en el back-end una persona recibía la solicitud, se dirigía a la tienda física para adquirir el producto y luego colocarlo en destino hacia el domicilio del cliente.

La segunda categoría (no-funcionales) engloba a todas aquella herramientas de prototipado que permiten representar los diferentes elementos, características o funcionalidades del producto pero no permiten efectivamente hacer el delivery de la solución al usuario. Un ejemplo claro de este tipo de herramientas es el “Video explicativo”, el caso de estudio más descriptivo es el de Dropbox, en el cual sus fundadores crearon una landing page que contenía un video animado que describía en pocos segundos las funcionalidades del producto y especialmente la propuesta de valor de cara al cliente con un botón de compra que al hacer click llevaba a un formulario en el cual comunicaban que el producto aún no estaba listo pero invitaba a los visitantes a dejar sus datos de contacto a cambio de ser de los primeros clientes en acceder al producto cuando estuviese desarrollado. Con esto, los fundadores pudieron tener las primeras evidencia de tracción potencial para poder levantar el nivel de inversión tan alto que requería el desarrollo de un primer MVP para un producto tan complejo.

Entonces… ¿Para qué o cuándo sirve cada uno?

Las hipótesis que hacen a un modelo de negocio se pueden dividir tres ejes centrales: Deseabilidad (Alguien desea y está dispuesto a pagar por el producto), Viabilidad (El precio que está dispuesto a pagar el mercado y los costos que implica el proyecto justifican la inversión) y Factibilidad (La solución es legal y físicamente posible de construir y entregar al consumidor con los recursos, tecnologías y contexto disponible), que de ahora en adelante llamaremos “Modelo DVF”.

Cortesía de “Assumption Mapping

Dicho esto, los prototipos no-funcionales son un elemento esencial de las pruebas de concepto o PoC’s por sus iniciales en inglés que nos permiten optimizar el aprendizaje validado principalmente alrededor de las hipótesis de deseabilidad y viabilidad en estadios de exploración de la solución mientras que por el otro lado los prototipo funcionales, elementos esenciales de un proceso de MVP nos permiten optimizar el aprendizaje validado alrededor de los 3 ejes en etapas de definición de la solución.

¿Con ganas de comenzar a experimentar hipótesis? les comparto a continuación una de mis guías favoritas cortesía de una de mis generadores de contenido favorito, Board Of Innovation.

<<Descargar>>


Juan Betancourt

Written by

Entrepebeliever & change maker, diseñando un nuevo modelo virtuoso de vinculación entre los negocios y el talento humano.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade