Tanhuato, la masacre de 22 civiles por la Policía Federal. ¿Venganza?

Imagen obtenida en: Comisión Nacional de Derechos Humanos.

La recomendación 4VG/2016 que hizo la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre el caso que se suscitó en el Rancho del Sol, en el municipio de Tanhuato, Michoacán, el 22 de mayo de 2015 expone que hubo un excesivo, sino es que decir “sanguinario” uso de la fuerza pública.

Hace más de un año en el que ocurrieron los hechos, México, como se ha expresado diversos medios, vive una guerra cruel y violenta ante el cáncer que es el crimen organizado. Enfrentamientos que se dan a lo alto y ancho del país, porque si, la guerra continua, que no aparezca en los medios no significa que haya desaparecido.

La recomendación presentada por Luis Raúl Gonzalez Pérez, ombudsman nacional revela pruebas en donde se le acusa a la Policía Federal (PF) de haber cometido manipulaciones en la pruebas y testimonios de los que participaron en la emboscada en donde resultaron muertos 42 civiles pertenecientes al cártel Jalisco Nueva Generación mas un policía federal.

Gonzalez Pérez mencionó que :

— 22 de los 42 civiles muertos fueron ejecutados extrajudicial o arbitrariamente con “uso de excesivo de la fuerza”-.

Las pruebas señalan que al menos 13 de las víctimas fueron ejecutadas por la espalda por la PF; en cinco de los casos, los asesinatos se dieron por medio de tiros que se realizaron desde las alturas en un helicóptero Black Hawk de la PF; hay un herido de bala que al parecer se le disparó a quemarropa mientras estaba aún con vida; a los últimos tres se les ejecutó a pesar de estar ya sometidos.

El ombudsman agregó:

— La CNDH no se opone ni busca inhibir las acciones que las autoridades de los diversos ámbitos de gobierno llevan a cabo para garantizar la seguridad pública de las personas, ni rechaza el empleo de la fuerza cuando los cuerpos policiales enfrentan situaciones en las cuales su única opción se repeler la agresión real, pero no los exime del respeto irrestricto a los derechos humanos-.
Imagen obetnida en: Milenio

Mientras tanto, Renato Sales Heredia, titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) precisó que aceptará la recomendación dirigidas a la comisión, aunque rechaza las conclusiones que se presentan sobre los actos extrajudiciales y también niega en cumplir los temas de reparación del daño a las víctimas y familiares.

— Nosotros creemos que la actuación de fuerzas federales fue absolutamente racional en un escenario hostil, con tiradores desde diversos puntos- agregó Sales Heredia.

Lo interesante.

El mismo tiempo puede que haya ocasionando que olvidemos ciertos hechos que ocurrieron en la cercanías justo días antes de que ocurriera la masacre.

El 1 de mayo de 2015 se recibía la noticia de un enfrentamiento entre sicarios del Cártel de Jalisco Nueva Generación contra fuerzas federales, estos últimos resultaron ser algo más en jerarquía en cuanto seguridad nacional.

En los hechos resultó derribado un helicóptero Cougar del Ejército, la Secretaría de la Defensa Nacional emitía un comunicado en donde explicaba que la aeronave “sólo realizaba labores de reconocimiento”, pero días después salía a la luz que los tripulantes se trataban de miembros de las fuerzas de mayor prestigio en el país, el Grupo Aeromóvil de Fuerzas Armadas Especiales (GAFE); los Gafes, entrenados por la academias más prestigiosas del mundo, se han encargado de capturar a grandes capos de la droga, lo mejor de lo mejor que tiene el país en cuanto fuerzas armadas.

Imagen obtenida en: Portada de Revista Proceso.

Los comunicados de la SEDENA no aludieron nunca a que las 9 muertes se trataran de soldados de élite, todo quedaba en simples especulaciones, hasta que dieron los homenajes a los caídos, ceremonia en la que estuvieron desde el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto hasta sus 10 secretarios del gabinete, incluidos los secretarios de Marina y Defensa; lo que llamó la atención fue al momento en que el comandante del Cuerpo de Fuerzas Especiales del Ejército y Fuerza Aérea, el general Miguel Ángel Aguirre Lara. también pasó al frente a recitar un discurso.

En esta ceremonia fue inaccesible la entrada tanto para la prensa hasta para la logística presidencial, es más, no se le permitió la entrada al Centro de Producción de Programas Informativos (Cepropie), los cuales documentan todas las actividades públicas del presidente.

Este caso es sin duda un duro golpe a la élite militar, golpe que el CJNG sabía que podría traer consecuencias, el 22 de mayo llovieron balas sobre 42 personas que presuntamente pertenecen a dicho grupo, ¿venganza?, sabemos que al Estado Mexicano le duele sentirse débil y le es difícil aceptar derrotas, pero como dice Juan Pablo Becerra en un artículo publicado en Milenio a finales del 2015:

Ganas de vengar a los caídos por las despiadadas insolencias del cruel cártel no faltan, pero el Estado mexicano no puede caer en eso. Lo que haya en sucedido, parece que pronto lo sabremos…
AQUÍ PUEDE VER EL DOCUMENTO ÍNTEGRO.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.