Pensamientos en crisis de la mediana edad (Parte I)

Siéntate que esto va para largo, de ahí lo de parte I.

Date: Se esta acabando el calor de 2015.

Lo primero de todo y como es de buena educación, me presento. Chica española, 26 años, tan normal que empieza a considerarse única en su especie, con dosis de megalomanía y delirios de grandeza, alternadas con bajonazos propios de adolescente y crisis tipo “qué hago con mi vida”, “en qué momento me he convertido en viejoven” o “esto lo arreglo yo con dos cervezas”. Por si no fuera suficiente, tambien me he convertido en los últimos meses en un primo hermano del consultorio del Nuevo Vale (bénditos aquellos de mi generación que sabéis de lo que hablo), lo cual me ha hecho a mi necesitar un poco de autocrítica o un sitio donde escupir mi millón de pensamientos por minuto. De ahí que empiece esto. Ahora es tu decisión querer seguirlo o no ya que, igual que pienso ahora de mi vida, no sé como acabará esto pero sé que mola.

Si has decidido seguir leyendo, permíteme un pequeño aviso: mi desorden de pensamientos es descomunal, con las veces que escribo y borro, escribo y borro tratando de ser coherente, podría haber rellenado mucho más que una conversación de grupo de whasapp con tus amigas.

Como todo buen periodista al que le gusta presumir de ello, es mi deber también mencionarlo. Piensa en un periodista al azar, el que sea, desde Matías Prats hasta tu vecino que también sirve, búscalo en twitter y si en su biografía no aparece la palabra mágica o algo que te haga deducir que somos compañeros de profesión, recuérdame… no sé, que modifique esto último. Por cierto, a Mati no le busques que todo son parodias.

Otros motivos (¿te estaba dando motivos?) por los que decido comenzar esta aventura entre líneas son poner a prueba mi constancia, que tengo mucha pero de no usarla, o sacar a relucir algunas de las absurdeces que pensamos/hacemos al más puro estilo Sexo en Nueva York. Bienvenidos a mi vida o la de cualquiera.

Y ya.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.