Jueves de Reseña:
Como agua para chocolate, novela de entregas mensuales con recetas, amores y remedios caseros.
Esta semana recomendamos leer Como agua para chocolate de Laura Esquivel, y aunque salió en 1989 y ya hicieron una película del libro vale la pena leerlo.
La primera vez que supe de este libro estaba en la preparatoria, y no fue sino hasta algunos años después que lo leí, y me gustó. La manera en que entrelaza la comida y la vida es deliciosa, además trae varias recetas que se antojan bastante.
Laura Esquivel nos cuenta la historia de Tita, y con ella las recetas que marcaron determinados acontecimientos en su vida, hacer el ejercicio de pensar cuáles serían los alimentos que han marcado nuestros momentos importantes sería de lo más interesante. Se mezclan la vida de Tita, la cocina, el modo de preparar los alimentos y la familia en esta historia, y el resultado es un libro que nos permite ver de una manera diferente lo cotidiano, en este caso la comida.
Es una lectura sencilla, pero divertida, es un buen libro para pasar el rato, para cambiar de aire y dejar tantito de lado todos los compromisos y pendientes que se tienen.
Si a ustedes, como a mí, les gusta la comida y creen que el ingrediente secreto no es un ingrediente sino la actitud al cocinar, este libro es para ustedes. Además tiene algunos tintes de realismo mágico que lo hacen bien divertido.
Recomiendo primero leer el libro y después ver la película, sé que no siempre se puede pero resulta más conveniente, por cierto pueden encontrarla en Netflix.
Les dejo una cita para que terminen de convencerse de leer (o no) Como agua para chocolate:
“Mi abuela tenía una teoría muy interesante, decía que si bien todo nacemos con una caja de cerillos en nuestro interior, no los podemos encender solos, necesitamos, como en el experimento, oxígeno y la ayuda de una vela. Sólo que en este caso el oxígeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de una persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento, música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender uno de los cerillos .”
--
Paola @ CdMx

Like what you read? Give brains&beauty a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.