¿Merece la pena comprar un piso de Sareb?

Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Restructuración Bancaria), también conocido como ‘banco malo’, es una sociedad anónima de gestión de activos –principalmente inmuebles- transferidos por las cuatro entidades bancarias intervenidas por el Estado (BFA-Bankia, Catalunya Banc, NCG Banco-Banco Gallego y Banco de Valencia), así como otras entidades inmersas en procesos similares.

Su objetivo principal es el de maximizar la rentabilidad de todos estos activos inmobiliarios que abarrotaban los bancos –poseían inmuebles por un valor superior a los 63.000 millones de euros-, poniéndolos en el mercado. Con esta finalidad, la compraventa de vivienda con origen en Sareb está envuelta en importantes ventajas, de tipo tanto legal como financiero. Por ello en este post queremos dar respuesta a una duda muy frecuente cada vez que un extranjero o nacional se lanza a comprar una vivienda de ¡banco malo’: ¿merece la pena comprar un piso de Sareb?

Ventajas de comprar un piso de Sareb

Como ocurre con cualquier toma de decisión a la hora de invertir nuestro dinero, hay matices que hacen que ninguna decisión sea del todo blanca o negra. No debemos entrar en el mercado inmobiliario de procedencia bancaria con el pensamiento de que los precios han de ser necesariamente inferiores a los de la competencia. La propia Sareb afirma que la venta de pisos del ‘banco malo’ se realiza “a precios de mercado”.

Sin embargo, sí es cierto que, buceando entre el océano de ofertas de viviendas del banco malo, se llegan a encontrar descuentos realmente beneficiosos. A pesar de que los precios se hayan estabilizado en los últimos años, los bancos se encargan de lanzar campañas con descuentos de entre un 30% y un 40%, lo que hace de la compra de estos inmuebles una inversión altamente rentable.

De hecho, durante el último año y medio la venta de pisos de bancos ha crecido entre un 15% y un 20%, por lo que nos será más complicado encontrar viviendas de obra nueva situadas en los principales núcleos urbanos, dado que éstas ya han sido vendidas. Sin embargo, en este momento podemos encontrar las mejores oportunidades en los pequeños municipios o en segundas viviendas en zonas de costa.

Lo más interesante del ‘banco malo’: la financiación

A pesar de las oportunidades que podamos encontrar entre todas estas ofertas, el punto más ventajoso de la compra de ‘inmuebles Sareb’ se encuentra la financiación. Al encontrarse la entidad en la necesidad de dar salida a la vivienda, se ofrecen condiciones para nada habituales en el complicado mercado inmobiliario.

Por ejemplo, se ofrece financiación de entre el 80% y el 100% del precio de la venta –en ocasiones incluyendo hasta los gastos, que suelen estar en torno al 10%-, así como reducciones de los tipos de interés de hasta el 0,3%, o se ajusta la oferta del crédito al porcentaje de financiación solicitado. Todas estas condiciones hacen de la compra de pisos del ‘banco malo’ una apuesta inversora muy interesante.

¿Necesita ayuda para gestionar una compraventa de vivienda del ‘banco malo? ¿Quiere más información sobre sus características especiales? Contáctenos.

Contenido original publicado en: https://goo.gl/l9Nr07