Me gustó el artículo, principalmente por su claridad.
Sergio Andrés Henao López
1

Chévere la pregunta por los asuntos éticos. No sabría si llamarlo “extrapolaciones”, yo lo veo más bien como consecuencias éticas de afirmar el monismo. Pero el tema es largo, no sé si lo he pensado suficiente (aunque sí le he echado harta cabeza). Para decirlo breve, me parece que la inquietud ética surge por lo que queda de las causas de la conducta. Me explico: si uno puede prescindir de los conceptos mentales y decir que todo el comportamiento está determinado por causas físicas y que él es también físico, pareciera (insisto: pareciera) que se pone en riesgo la idea de la responsabilidad y quizás también la del valor de la vida. Sin esas ideas (no sé si haya otras) pareciera (de nuevo: pareciera) difícil fundamentar los principios éticos.

Pero esto sería una lectura muy rápida de las consecuencias del monismo (y también de la ética). Lo cierto es que así como los conceptos mentales nos son supremamente útiles para tratar con el comportamiento de los otros, también los principios éticos lo son para darle dirección. De manera que sigue vigente la idea de la responsabilidad. Es un asunto netamente práctico, de convivencia. Lo único es que se me ocurre es que se pierde un anclaje definitivo (que esté más allá de los asuntos prácticos) para esos principios, así como el valor de la vida casi casi que termina siendo cosa de opinión, de preferencias.

Hay quienes tienen necesidades absolutistas y por estas razones ven con desconfianza el monismo. A mí, en cambio, no me importa saber que lo que hago, pienso y siento es, en último y radicalísimo término, superfluo (en términos cósmicos, por decirlo así), siempre y cuando tenga buenas razones (prácticas) para ello.

(No me salió tan breve.)

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Carlos Mario Cortés H.’s story.