Edificio de la Real Compañía Asturiana de Minas, Plaza de España, Madrid

Son 3800 m² de estilo ecléctico monumental o alfonsino (Alfonso XII) al gusto francés de Luis XIII, es una de las mejores muestras de la arquitectura de su tiempo.

La parte principal dispone de 2500 m² en tres pisos de aproximadamente 770 m². En la fachada se combinan la piedra y el ladrillo y está rematado por una cubierta en mansarda con buhardillas de cinc (pizarra), típicas de la arquitectura francesa. Está ornamentada con ménsulas de angelotes, personajes mitológicos y motivos vegetales. Los balcones tienen unas balaustradas muy decoradas de plomo. Los 3 torreones, más alto el central, están cubiertos por cúpulas de casco.

Tiene un almacén de 1300 m², compuesto por la planta baja del edificio y la nave de la parte trasera. Se asienta sobre una estructura de piedra de cantería, con formación de arcos de medio punto, de hierro y cristal

En la puerta principal se puede ver 1898 como fecha del edificio, pero el palacete fue construido entre 1891 y 1899 a petición de la Real Compañía Asturiana de Minas, y proyectado por el arquitecto Manuel Martínez Ángel, director de la compañía.

El edificio fue construido como la sede de la Real Compañía Asturiana de Minas en Madrid, albergaba sus oficinas, las viviendas de los ingenieros, y en la parte trasera el almacén.

El lunes 16 de octubre de 1933, Manuel Martínez Ángel salió de su casa a las 11 de la mañana. En la acera, a las puertas del edificio, un joven alumno suyo sacó una pistola y disparó contra el ilustre arquitecto de 67 años, que falleció.

De 1899 hasta 1957 (casi 60 años), uno de los que vivió en este edificio fue Elías Tormo, gran conocedor del pasado madrileño y autor de varios libros, entre ellos Las iglesias del antiguo Madrid.

Propiedad de la Mutua Madrileña, desde finales del siglo XX.