El problema del Diseño es el “Do”…

Alguna vez un alumno me dijo, Bty existe está metodología de creatividad de Lego, y yo le conteste existen muchas metodologías pero de nada sirven si no sabes usarlas y para usarlas necesitas comenzar a practicando.

Tal vez pudo sonar algo duro aquel comentario de mi parte, pero la realidad es que por mas que exista material sobre creatividad, diseño o innovación, nos falta el arriesgarnos a ponerlo en práctica, cuando daba clases solía tener un examen final práctico, y por lo general era ahí cuando los alumnos patinaban, por mas esfuerzos para hacerlos practicar en el salón jamás practicaban. (exageré, algunos si hacían caso :D)

El mayor consejo que puedo darles es: atrevance a poner en práctica lo que aprenden, y aunque la primera vez no les salga bien, vuelvanlo a hacer, hasta que les salga natural hacerlo y lo hagan parte de su día a día.

Por lo general la escuela tradicional nos ha enseñado es a seguir una serie de pasos para lograr algo, la situación con la escuela de diseño es que si el diseño fuera una receta de cocina todos lo harían, como es el caso del tan mal entendido “Design Thinking”.

El problema del “Design Thinking” es que en México (y supongo que en otros lados) a veces las personas que lo enseñan jamás lo han prácticado o no lo han practicado suficiente, o simplemente lo prácticaron con situaciones hipoteticas con investigaciones e iteraciones pobres, de ahí parten mal y continuan con un ciclo de puros malos entendidos, donde se aprenden un cuadrito de pasos que si les preguntas que significan con ejemplos a profundidad no sabran como sustentarlo.

Así que la clave es el “Do” y no solo en el diseño, en todas las areas de la vida.

Foto tomada en mi visita a la D.School de Stanford, Palo Alto, California.

Nota: No se si se lo preguntaron pero por si lo hicieron, ¿Que pasaba con mis alumnos después de la primera vez que llevaban clase conmigo y el primer examen práctico? al siguiente semestre comenzaban a prácticar y a modificar su actitud en la clase a estar mas abiertos a la teoría y práctica, por lo general al segundo o tercer semestre de llevar clase conmigo se volvían mas creativos, y mejores diseñadores.