Francisca Calderón: Brindar la oportunidad para un cambio.

El psicólogo es una profesión la cual, busca estudiar y entender el comportamiento humano.

Con 24 años en el ámbito laboral y egresada de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Iztacala, Francisca Calderón Martínez ejerce a diario su profesión en un kínder particular y consultorio privado ubicados en Atizapán de Zaragoza, Estado de México. “Me enfoqué más a la psicología educativa, por las tardes doy consultas particulares, pero mi principal enfoque es el trabajo en edad preescolar”.

Foto: Daniel Gabriel

La psicóloga recordó con un poco de nostalgia y alegría la decisión de estudiar la carrera en Psicología. “La elegí porque en esa época de mi vida yo pretendía conocer mejor al ser humano, porque se comportaba de ciertas maneras y no de otras, pero, yo creo que inconscientemente la escogí porque en esa etapa de mi vida, estaban sucediendo muchas cosas dentro de mi familia, entonces yo creo que la elegí para conocerme primero a mí misma y poder entender muchas cosas de mi entorno familiar, tratar de ser mejor y curarme a mí misma ”.

Foto: Daniel Gabriel

“Me gusta ayudar a los demás, siento una enorme satisfacción cuando tengo contacto con las personas y de alguna manera puedo irlas guiando y orientando para que mejoren su vida de acuerdo a la problemática que ellos tienen”, mencionó Francisca entorno a lo que le gusta de su labor, en entrevista para la FES Acatlán.

Foto: Daniel Gabriel

No todo es color de rosa en la vida de un psicólogo, y existen situaciones que pueden causar impotencia en su trabajo, como menciona la licenciada en Psicología: “Un niño de tercero de preescolar presentaba problemas, le dije un día a la directora que le daría seguimiento para poder ir determinando de manera más concreta cuál era su problemática. Presentaba problemas psicomotores, para dar un diagnóstico más completo requería más estudios, lo comenté con la directora y decidimos llamar a su mamá. La mamá estaba muy renuente y negada, por lo que sugerí a la directora que mejor nosotros no nos metiéramos en este asunto, y mejor remitirlo a una institución externa, para que la señora no pensaba que era cosa de nosotros. Tardó meses en ir a un DIF ya que le exigimos un diagnóstico, y después de esto, la señora empezó a hablar mal de mí, decía por ejemplo que yo a su niño le hacía bullying, fue una muy mala experiencia que me hizo sentir impotente ante el niño que requería un apoyo psicológico que nunca se le dio”.

“No tienen un conocimiento preciso de la labor que realiza un psicólogo, ya que las personas que acuden a él no es por estar locos, sino porque tienen algún problema de conducta, aprendizaje, lenguaje o emocional que les está afectando en su vida personal, familiar y social y entonces el psicólogo les va a brindar las alternativas para que puedan salir de esta problemática y estar sanos emocionalmente”, comentó con un rostro molesto y voz fuerte la psicóloga Calderón Martínez.

Finalmente, Francisca mencionó lo que para ella es ser un psicólogo: “es brindar la oportunidad para un cambio”.

Video tomado de Youtube
Like what you read? Give Daniel Gabriel Calderón a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.