Como Walt Disney

“Es como Walt Disney” dijo Elisa Carrió, la referente moral de Cambiemos. Lo dijo en television, en vivo, en prime time. Lo dijo en referencia al cuerpo sin vida encontrado en el río Chubut, en el marco de la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado. Lo dijo como si fuese un chiste que podría causarle gracia a alguien. Lo dijo como si no hubiese detrás una familia desesperada hace 78 días buscando sin ningún tipo de consuelo a su hijo, buscando a Santiago. Lo dijo mientras en ese mismo estudio de televisión le festejaban el chiste, en el mismo estudio donde se alimentaron las mayores mentiras e infamias para entorpecer y ensuciar el caso. Donde se enaltecio la tarea de la gendarmería hasta que no tuvieron más remedio que aceptar la desaparición forzada. Donde se etiquetó de terroristas a una comunidad que hace siglos resiste defendiendo lo que por derecho es suyo. Lo dijo en medio de una campaña electoral en la que es ampliamente favorita en el distrito en el que se presenta. Lo dijo sabiéndose invencible, porque los votos cosechados no saben de costo político, porque el odio no tiene costo, el odio es ciego, sordo y mudo. Lo dijo para demostrar que aunque hoy se haya inclinado definitivamente a la derecha de la mano de Macri, no dejó nunca de ser ella. Porque Lilita, es como Walt Disney, tiene el corazón congelado.