Open english

El mexicano dijo que iba a comprar un foco, que se había quemado y no tenía luz en su pieza. Le preguntamos si sabía dónde y nos dijo pos claro, en el Guolmar, guey. Entonces re-preguntamos si iba poder hacerse entender, ya que los gringos, y peor los de Niuyorc, no eran muy pacientes con gente que les hable un inglés masticado. Volvió a responder que sí, que compraba el foco y regresaba en breve.

Su regreso en breve dejó de serlo y se convirtió en un rato largo. Largo. Luego se convirtió en una luz de patrullero en la calle y el mexicano en la puerta llamando a una de las compañeras de casa para que baje y explicase mejor al policía el asunto, ya que éste no tenía mucha paciencia para el inglés a lo apache.

Había llegado a la tienda por su foco y había dicho: Hello. I need a foc.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Cachu Gómez-Santiago’s story.