Notas en Taganga.

Buscar entre lo omnipresentemente perdido. Encontrar lo que no se estaba buscando.

Aprender lo que no se explica: la sorpresa de la vida.

Sentir lo que veo, desaprender que lo vi todo.

No creo todo lo que me dicen, pero no tengo motivos para desconfiar.

Patear la calle pero no ser de ella, conocerla sabiamente. Los perros siempre conocen el camino al pueblo.

Siempre comparte; que una birra, una seca, o un plato de comida te pueden regalar las mejores historias: todo vuelve.

El pasado es inalterable e irrepetible, cualquier divague cambia dependiendo cuando y donde recordemos.

Todavía no aprendo a dejar ir, por eso siempre vuelvo al barrio.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.