Noralia Pastorini hija de padre desaparecido

Alejandro pastorini

Noralia Pastorini es una de las cientos de personas que luchan hoy en día por saber que fue del paradero de uno de sus seres queridos, en este caso, Nora lucha por saber que fue de su padre desaparecido durante la Dictadura Militar en el año 1976.

Alejandro Pastorini, padre de Noralia Pastorini desapareció el 7 de agosto de 1976. A 39 años de su desaparición Nora lo recuerda como a un hombre que siempre tenía una sonrisa en su rostro, que siempre le brindo amor y sabios consejos para enfrentarse a la vida, tanto como para ella y como para a su hermana Silvina. Alejandro era médico, se recibió en una universidad pública de Rosario y comenzó a militar cuando estaba en la universidad. Ella siempre admiro la vocación de su padre, tal que hoy en día esta avocada al mismo oficio.

Cuando el hombre desapareció, Nora tenía 8 años. Vivía con su mamá Adriana Praddo, con su tía abuela y con su hermana Silvina, ya que sus padres se había separado cuando ella tenía 6 años. Recuerda que cuando su padre fue capturado por los militares, su madre y su tía abuela crean un acuerdo entre ellas y la familia del papá. El acuerdo consistía en no contarles nada a Nora y a su hermana, ya que ambas eran muy pequeñas y no tenían dimensión de lo que estaba ocurriendo en ese momento, que finalmente permanecería por siempre en la historia Argentina. “Recuerdo la escena, vino una tía de mi papá y se encerraron en la cocina con mi mamá. Estuvieron mucho tiempo hablando y cuando salieron de la charla, nos dijeron a mí y a mi hermana que mi papá tuvo que irse de viaje por cuestiones del trabajo y que por mucho tiempo a lo mejor no lo íbamos a ver”, afirma.

A Nora con el correr del tiempo le parecía extraño no recibir ninguna carta o visita de su padre para ir de paseo por la capital rosarina, ya que era lo que acostumbraban a hacer en sus tiempos libres. Para su madre fue muy duro mantener esa postura hasta que finalmente se atrevió a contarles lo que sucedió con Alejandro. «Nos sentó a mí y a mi hermana en el living de nuestra casa, nos contó que a mi papá lo habían capturado unas personas vestidas de civil y se lo habían llevado, ya que el secuestro de él no fue representativo de ninguna fuerza armada”, cuenta Nora. Ella dice que por mucho tiempo tuvo que guardar ese secreto, ya que nadie sabía que iba a pasar en aquel momento, no se podía confiar en nadie, todo quedaba guardado entre la familia.

Con el pasar de los años creció con ese dolor de no saber que le paso a su padre o al menos a donde se podrían hallar sus restos. Por eso mismo cuando comenzó a estudiar medicina en la Universidad de Rosario decidió integrarse a militar en H.I.J.O.S, en la cual sigue perteneciendo hasta hoy, pero no con tanta frecuencia ya que tiene muchas responsabilidades a cargo.

Siempre fue y será algo pendiente en su vida, el poder Hallar una mínima respuesta de lo que sucedió con su padre. Hasta el día de hoy no pierde la esperanza de poder obtener aunque sea un archivo de su papá.

/

Like what you read? Give cami conechny a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.