Tú, eventualmente.

Hace un año conocí al hombre más groseramente lindo que he visto en mi vida. Si, es el más lindo literal, no estoy exagerando. La primera vez que lo tuve enfrente, no podía parar de mirarlo, de arriba a abajo, sin entender cómo existía alguien tan hermoso fisicamente y en actitud, como era que fumando y hablando se veía y escuchaba tan sexy, que me hacía sentir una atracción inmediata, casi inevitable como la gravedad.

En un mundo distinto, lo hubiera dejado pasar, sería un chico más, un chico que me impactó a primera vista y no tenía chance de acercarme, pero lo encontré justo una noche de invierno porteño afuera de un bar, solo, y yo había perdido la esperanza, así que nada me importaba y terminé volviendo en taxi a mi casa con él (y un par de borrachos). No pasó nada más que un beso en la mejilla, pero me explotó la cabeza.

Hoy, un año y semanas después, y con varios cafés, caminatas, mensajes, provocaciones, lo siento más lejos que cerca. No es su culpa, al contrario, está haciendo todo bien pero yo no puedo dejar de tenerlo en la cabeza al menos una vez al día. Él es la excepción a la regla, el que no quiero de novio, sino de amante, compañero de locuras. Fantaseo con él como no lo hice jamás con ninguno ni ninguna, es la mejor canción de los Stones que no puedo dejar de oir a todo volumen mientras bailo en ropa interior por mi casa.

Es lo mejor que vi, escuché, olí, probé y sentí en mi vida. Doy mi reino por una noche con él o que me escriba algo que me supere este vacío que me da solo traer su imagen a la cabeza.

Conocí varios después, más altos, más bajitos, con el pelo más rubio, ojos celestes, oscuros, negros. Algunos con alma parecida a la mía y que me llevaron lejos pero él no sale de la cabeza, es un macro porno intenso (¿dónde habré escuchado eso?).

Si lo tendré alguna vez, eso no lo sé, pero si llega ese día eventualmente, voy a perder la memoria y eso será lo único que recuerde por mucho tiempo.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Camila Cifuentes’s story.