Ayer me curé con: Whiskey + Monster

Un día estaba tomando una cerveza con mi polola y pensé que esa chela debía ser conocida por todos los amantes espumosos. Así nació la nueva sección de Soolet: “Ayer me curé con”. Gran sacrificio la iniciativa, no?

Día sábado en la noche, para muchos sinónimo de relajo total y el mejor estimulante de ese relajo, al menos para mi tiene que ir acompañado de algún liquido embotellado de alcohol. Soy amante de la cerveza, de hecho cada vez que puedo compro una cerveza en el super cuyo logo no conozco, pero en esta ocasión pensé en el Whiskey que tenía guardado y aunque digan que lo mejor es tomarlo solo, prefiero mezclarlo con otra cosa.
 Lo que imaginé es una bebida energética, pero tenía que ser la que está de moda y no la del toro rojo, quería la de garras. Tenía lo necesario, Whiskey Jack Daniel’s y Monster.

Mi polola se encargó del picoteo, papas fritas de esas que tienen una edición limitada y ramitas de queso (las mejores cierto?). El primer vaso y Whiskey hasta que cubriera los hielos y luego la Monster, el sabor? Buenísimo, super dulce y un toque de licor suave. Conversando y conversando el vaso ya está casi vacío, otro? Obvio, pero ya al terminar el segundo vaso ya puedes notar que Jack hace lo suyo. El tercero? Dale! Conversando te acuerdas que existen un caso en que murió un joven por tomar Monster, pero ese se intoxicó por beber en EXCESO. Cuántos vasos me tomé? No llevé la cuenta. Perdí la consciencia? No, en realidad no llegai a ese nivel. Recomendado? Sí, pero cuidado que en exceso puede probablemente hacer mal y tu despertar ya sabes como será. Supongo.

Si te gusta el Scotch pruébalo con Monster, te prenderá (por el rato).

Precio: Jack Daniel’s $19.000 apróx — Lata Monster: $1.490 en tu super favorito.


Originally published at www.soolet.net.