Mis 5 piezas favoritas de Cannes Lions 2015, que no ganaron Grand Prix

Hace rato quería escribir este post, pero por falta de tiempo, pereza y diferentes excusas que uno siempre saca para no escribir, no lo había hecho. No soy quién para juzgar creatividad, por eso esto no es un top de las mejores o peores piezas. Simplemente, como dice el título, son mis favoritas, las que más me gustaron, las que me pusieron la piel de gallina. Aquí están mis 5 casos favoritos de la última edición de Cannes Lions, que casualmente no ganaron Grand Prix.

  • Security Moms, de Ogilvy Brasil para el Sport Recife Club

Un hallazgo gigante. Me imagino al creativo emocionado, contando la idea, diciendo: “los barras brava odian a todo el mundo, al del verde, al del rojo, al tricolor, al Esmad, incluso, a la misma gente de su barra. Pero a la única persona a quien no le harían daño, por nada del mundo, es a su madre. Por eso la llevan tatuada en la piel, al lado del escudo del equipo de sus amores. Entonces, ¿por qué no crear un cordón de seguridad de mamás?”. Y se iluminó la lamparita de Aladín.

  • Safety Trucks, de Leo Burnett Argentina para Samsung

Otra de esas ideas que me generan envidia, porque estaba ahí. Justo en frente de nuestras narices, cuando viajamos por carretera, y no la vimos. Es una de esas ideas que nace de un papá, ofuscado, detrás de un camión que no le da vía, pensando en voz alta frente al volante: “¿por qué no se han inventado una pantalla que nos deje ver lo que pasa en frente del camión?”. Y, ¡tarán!

  • The Freshest Juice, de Marcel para Intermaché

Este parece mentiroso. Se ve trucho, porque para ningún supermercado en el mundo es rentable sacar un producto que al minuto ya está “vencido” u obsoleto. O que ya nadie quiere comprar. Pero es una de esas mentiras que quiero que me cuenten una y otra vez. Y quiero creermela, porque es hermosa la forma en la que venden el beneficio del producto.

  • Proud Whopper, de DAVID Miami para Burger King

— Creemos una hamburguesa envuelta en un papel con los colores de la bandera del orgullo gay y se la vendemos a los gays. — Bahh, pero qué tonto. — ¿Sabes por qué? — ¿Por qué? — Porque por fuera nos vemos distintos, pero por dentro todos somos iguales.

Si, una idea que se hace fuertísima y lindísima por el concepto que la envuelve.

  • Love Has No Labels, de R/GA para Ad Council

El amor no tiene raza, el amor no tiene colores, el amor no tiene religión, el amor no tiene política, el amor no tiene edad, el amor no tiene género, el amor no tiene etiquetas. Lo he visto unas 100 veces, y no me canso. Es una idea simple y maravillosa, que viaja a través de todos los medios. Que es outdoor, que es direct, que es digital, que es promo, que es activación, que va más allá de la publicidad. Que cambia la forma de pensar y actuar de las personas. Más ideas así, por favor.