La gran mayoría de los medios hace un uso desmedido de su poder cuando se mantiene en silencio por semanas mientras que ocurren ataques palestinos hacia Israel. Sin embargo, se indignan en un segundo cuando Israel responde a esos ataques en defensa de sus civiles.

Bajo una desagradable visión subjetiva, le adjudican al Estado Sionista la totalidad de la culpa por las muertes de civiles palestinos, cuando esas muertes podrían ser evitadas si Hamas no los utilizara como escudos humanos.

No se manejan de igual manera cuando hay cientos de miles de asesinatos perpetuados por Bashar al- Asad en Siria, se lo considera un conflicto interno y nadie dice nada. Nunca nadie se indigno de tal forma cuando Estados Unidos lanzó las dos bombas atómicas sobre Japón, o cuando invadió Irak y Afganistán. China ha arrasado con cada rebelión que se le ha puesto en su camino y nunca nadie se indignó de tal manera. Rusia hace desaparecer y caer aviones, y a las 48hs deja de ser noticia.

Son desmedidos también, los juicios de valor que emiten algunos gobiernos hacia la única democracia en Medio Oriente. Gobiernos que incluso carecen de esta democracia que gozan los judíos.

Israel está en su legitimo derecho y obligación de defensa, pero cuida de lo civiles palestinos, aunque no parezca, y avisa cada vez que va a atacar. Claro que, Hamas insta a sus civiles a que ignoren estos avisos y así mueren.

La lucha de Israel es contra Hamas, no contra el pueblo palestino, quien es la primer victima de este grupo terrorista que ocupa el poder.

Crea túneles por donde importa y exporta terrorismo, usa escudos humanos para proteger a sus combatientes, y también usa localidades civiles para esconder sus misiles.

Aunque no parezca, fue Hamas quien permitió la muerte de cientas de personas de su pueblo, al violar el pacto del cese al fuego el pasado 15 de julio de 2014.

Como dijo Golda Meir, la 4ta Primera ministra de Israel: “La paz llegará cuando los árabes amen a sus hijos más de lo que nos odian a nosotros”

No se justifican los asesinatos,no. Pero no se justifican de ningún lado. Israel debería encontrar la forma de poder luchar contra Hamas sin tener que atacar escuelas, hospitales y mezquitas. El problema es que si lo hace, Hamas atacaría aún más al Estado judío, en donde además de judíos viven cientos de palestinos, quienes gozan del respeto y la paz de elegir lo que quieren y lo que les hace feliz.

La solidaridad con los pueblos debe ser siempre para todos los pueblos. Después de todo, los culpables son siempre los más poderosos.

En esta guerra hay dos víctimas, dos pueblos: Israel y Palestina.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.