#LibertadParaBelen?

Según la crónica, Belén es una joven de 27 años que hace más de dos se encuentra presa en Tucumán, acusada de haber abortado. El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas pidió su excarcelación, la descriminalización del aborto y también alertó sobre otras situaciones preocupantes en la Argentina en la materia.

Pero el fallo contra Belén muestra otra realidad:

“La señorita (Belén) jamás tuvo un aborto, eso que quede claro. Lo declaró el médico en la sala de audiencias y dijo que fue un parto prematuro. La autopsia dice que la criatura nació con vida, que respiró y que podría haber vivido. La causa de la muerte es por traumatismo encéfalocraneano, por el golpe durante la introducción en el inodoro”.

“Esto se ha querido llevar al tema del aborto porque se le está dando un uso político a este caso. Lo que estábamos juzgando, como venía elevada la causa, era un homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía. La chica estaba muy angustiada en ese momento, tenía ciertas disociaciones y una especie de amnesia, pero en ningún momento dejó de comprender los hechos”.
 
“Es mentira que el bebé fue hallado antes del ingreso de Belén al hospital. No hay un estudio de ADN que compruebe la filiación porque lo pudo haber pedido la defensa y no lo hizo. Esta chica entra al baño, sale con el pantalón ensangrentado y colgándole un cordón umbilical con parte de placenta afuera. En ese baño se lo encuentra al bebé media hora después. Si une ambas cosas, sólo puede llegar a una conclusión lógica”. 
 
“Nació un bebé con vida, no hay ningún aborto. El corte del cordón coincidía con el cordón que tenía ella en sus partes genitales, lo explicó el ginecólogo. Y en ese horario no se consignó ningún otro nacimiento. Ni ella ni la defensa nunca hablaron de aborto en todo el juicio”.

“Al elaborar el fallo no tuvimos ninguna duda. Si la hubiésemos tenido, la hubiésemos absuelto. Hemos absuelto casos complicados por la duda y hemos afrontado críticas por eso, pero la duda es siempre para el reo”.

Dr. Dante Ibáñez

Juez de la Sala III de la Cámara Penal de la Provincia de Tucumán, quien presidió el tribunal que condenó a Belén a ocho años de prisión por el delito de homicidio agravado por el vínculo.

Fuente: Diario La Gaceta, Tucumán, versión web

Like what you read? Give Gabriel Campero a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.