“La oferta de departamentos al cierre del 2017 creció 14,6%”

Diciembre 2017

Por Ricardo Avalos

En los últimos 7 años (2010–2017) la ciudad de Asunción no ha mermado en su ímpetu de construcción y desarrollo inmobiliario, incrementando su inventario sostenidamente a un ritmo de 14,6% anual, llegando a 845.869 m² de área disponible.

Solo la Zona de Santa Teresa al este del casco urbano y los Barrios al norte de la Avenida España, Jara y las Mercedes principalmente han incorporado 3452 unidades residenciales en altura (66% del inventario total), el resto del inventario incorporado se dispersan atomizadamente por la ciudad y tímidamente en algunas de las ciudades vecinas. Entre un sin número de razones por las que ocurría este fenómeno, se destacaban algunas como el gran crecimiento del parque automotor que afectaba de manera crítica el traslado interurbano, el movimiento del sector financiero, gastronómico y comercial del casco urbano hacia los barrios tradicionales y consolidadas de la ciudad, y el cambio estructural de las condiciones de consumo de la clase media apuntalado por el gran crecimiento de la economía. Estas condiciones fueron elementos clave para darle un empujón a un gran desarrollo inmobiliario como a la aparición del incipiente crédito hipotecario en Paraguay.

Siendo relativamente pequeña, la ciudad de Asunción a fines del 2010 disponía de no más de 120 mil viviendas para sus 550 mil habitantes, lo que a ciencia cierta produjo un gran crecimiento poblacional en el cordón urbano de Asunción, compuesta por 15 ciudades vecinas. Dos de estas, Luque y San Lorenzo ya tienen más habitantes que la misma capital, lo que dispara muchas incongruencias como por ejemplo, cómo es posible que atendiendo a la demanda y al déficit habitacional actual la capital no haya sido capaz de dar solución a esta situación? La respuesta también es compleja, porque el desarrollo inmobiliario si existió, pero no acompaño la demanda de la que venimos hablando.

Próximamente Reporte Q42017…………..

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.