Madre: Lucha y amor sin límites.

El Ministerio de Desarrollo Social decidió aplicar un olvidado decreto de 1997 que establece más exigencias y condiciones que deben reunir quienes buscan acceder a una pensión.

Por: Camilo Ramírez

Durante décadas se ha intentado definir en la personalidad de las personas con síndrome de Down un conjunto de características: agradables, dulces, con un estilo de personalidad más bien pasiva, alegres, divertidas, generosas. En ocasiones son descritas como personas en las que se puede predecir un estado anímico positivo y una conducta que es propia de personalidad agradable; junto a ello se destacan aspectos más negativos y pasivos como pueden ser: tener bajos niveles de actividad, menor perseverancia en las tareas y mayor capacidad de distracción que los demás niños. El Gobierno está dando de baja pensiones a personas con discapacidad. La ayuda, asistencia y soluciones para personas especiales, se ha ido desviando los últimos meses en la República Argentina.

Verónica Magarian, madre de Lucía, de 8 años y quién tiene síndrome de down y es beneficiaria del subsidio desde hace cuatro años, debido a que es madre soltera y los ingresos que adquiere no son suficientes para cubrir lo que necesita su hija. Ella estaba allí, a las afueras del Ministerio de Desarrollo Social, junto a los redoblantes, bombos y banderas que se sacudían las casi sesenta personas que habían interrumpido la movilidad de calle 7 a la altura de calle 55, porque reclamaba la demora del subsidio al cual accedió luego de un año de trámites. Actualmente según la ley, dura un año en habilitarse, pero que cada vez tarda más, debido a los ajustes de pensiones para personas discapacitadas.

El recorte de pensiones es algo que ha generado polémica en los últimos meses. Le pregunté a Verónica que cuál era la razón por la que estaba unida a la protesta, ella, con un tono un poco más alto del que habitualmente usa una persona, debido a la murga que nos acompañaba, me contestó: “El martes pasado cuando fui a cobrar la pensión, como todos los meses, me di cuenta de que no la habían depositado. Me contacté con la ANSES y me dijeron que fuéramos al Ministerio de Desarrollo Social. Allí nos informaron que mi hija no tendría más su pensión por discapacidad porque tenía propiedades, lo único que tengo material es mi auto, no lo quiero vender porque entonces me quedaría sin nada y no podría trasladarme más.” Luego de intercambiar un poco de opiniones entre ambos, dónde recuerdo que dijo, algo que quedó retumbando en mi cabeza: “Che es que a los gobernantes, sobre todo a éste, le importa es solo beneficiar a los de arriba, con mis ingresos no me alcanza para todo lo que necesita mi hija” concluyó un poco exaltada.

Por último le pregunté si logró contactarse personalmente con alguien del Ministerio, a lo que me dijo que sí, pero no le habían solucionado nada, debido a que se está analizando la nueva ley y ella, al parecer, por tener un auto a su nombre perdería todo beneficio para Lucía.

Trabajo realizado para el Taller de Producción de Contenidos y Narrativas Gráficas, de la Tecnicatura en Comunicación Digital de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP http://perio.unlp.edu.ar/

Like what you read? Give Camilo Ramírez a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.