Cosas curiosas…

En Madrid, he tenido algunas experiencias curiosas y chocantes. Primero, he notado que el conocimiento español de la intolerancia a la lactosa es un poco distinto. Cuando he dicho que soy mas o menos intolerante a la lactosa, mi familia anfitriona (y algunas veces, los restaurantes también) ha sido nerviosa porque no quería me dar de comer con jamón porque algunas carnes procesadas contienen “lactosa” como ingrediente. ¡Al mismo tiempo, mi familia me ha dado de comer la natilla o pizza con queso sin problema! Ella entiende la intolerancia a la lactosa muy literalmente y olvida que los productos lácteos obvios — como la crema y el queso — contienen la lactosa también sin decir así.

Segundo, mi experiencia del Miércoles de Ceniza aquí fue una experiencia chocante. Al principio, no vi nadie con una ceniza en su frente. Creé que este fue raro porque aún en Nueva York, una ciudad más seglar, hay al menos alguna gente con cenizas en las calles el Miércoles de Ceniza. Pero cuando asistí a la misa, me di cuenta de que las cenizas en España son más claras y también porque el cura esparce las cenizas sobre la gente, en lugar de marcar una cruz de cenizas en la frente de la gente.

Todavía disfruto del helado a veces :)
Like what you read? Give Carine Torres a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.