¿Qué es y en qué consiste una endodoncia?

La endodoncia en sí es una especialidad de la odontología que se dedica a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que se puedan presentar en la pulpa dental, a la que se conoce comúnmente como nervio, que no es más que el tejido blando que existe dentro del diente y que contiene precisamente nervios y vasos sanguíneos.

El tratamiento más realizado dentro de la endodoncia es el de conductos, en el que se realiza un proceso conocido como “matar el nervio” en caso de una caries severa que se ha expandido hasta el tejido blando.

La endodoncia tiene una misión principal y es la de conservar piezas dentales que de otra forma habría que retirar o extraer. Es decir, “salva” los dientes a través de procedimientos de reconstrucción y rehabilitación para evitar perderlos.

Antes de extraer, siempre el paciente debe consultar un endodoncista para buscar el mejor tratamiento que pueda permitir conservar la pieza original, que es siempre la primera opción que se debe garantizar.

Es necesaria cuando el diente presenta una lesión irreversible en el nervio, las más comunes son caries profundas, dientes con grandes reconstrucciones que han desarrollado pulpitis, traumatismos por causas externas que hayan expuesto el diente a fracturas, hipersesibilidad, periodontitis. Para todas estas afecciones es necesario que el especialista realice una evaluación con la ayuda de radiografías.

Pueden producirse dudas sobre el éxito o no de un tratamiento de endodoncia, pero la estadística indica que el éxito es superior al 95%, tomando en cuenta la calidad y experiencia del profesional, tratamientos adecuados según el caso y los cuidados del paciente. Definitivamente, la endodoncia es especialista en salvar dientes.

La pieza restaurada puede durar toda la vida manteniendo cuidados e higiene adecuada, así como una visita periódica al especialista.

En un próximo artículo hablaremos sobre el coste del implante dental.

Like what you read? Give Carlos López a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.