Otra vez en la #LaHaya. Claves para entender la demanda

Durante el mes de marzo 2014, la Corte Internacional de Justicia de la Haya, dictaminó acerca de la demanda interpuesta por Perú contra Chile sobre la delimitación marítima, situación que según Chile estaba determinada por el Tratado de 1929. Perú fue favorecido por cuanto la Corte determinó que ese límite marítimo no se proyectaba 200 millas sino sólo 80 millas.

De nuevo aparece La Haya en nuestras preocupaciones, como en el caso anterior, hemos sido llevados al tribunal internacional por Bolivia, país que desde el Tratado de Paz y Amistad firmado el 20 de octubre de 1904 ha esgrimido diversos argumentos y usado innumerables escenarios internacionales para desconocer dicho tratado, y lograr una salida soberana al Pacífico.

Antecedentes Históricos

“La obligación de Chile de negociar de buena fe y de manera efectiva con Bolivia con el fin de llegar a un acuerdo que otorgue a Bolivia un acceso plenamente soberano al Océano Pacífico”.

Eso es lo que solicita el país liderado por Evo Morales en la demanda que interpuso contra la República de Chile el 24 de abril de 2013 pasado ante la Corte Internacional de La Haya. La disputa tiene una larga historia de encuentros y desencuentros entre ambas naciones.

La trama detrás de la acción militar estaba sustentada en la molestia de Chile por la resolución que tomó el presidente boliviano Hilarión Daza en 1878 cuando ordenó pagar a la Compañía de Salitres y Ferrocarriles de Antofagasta 10 centavos por cada quintal de nitrato que se exporte; sin respetar el tratado de 1874, el cual había establecido ya, que por 25 años Bolivia no fijaría nuevos impuestos sobre las empresas y personas chilenas que explotaban las riquezas minerales de la zona.

La compañía de explotación salitrera se niega a pagar el impuesto, por lo que Bolivia responde con ordenar el remate de la empresa.

El 23 de marzo de 1879 se oficializó el conflicto en la Batalla de Calama y el 5 de abril el presidente chileno Aníbal Pinto declara la guerra a Perú y Bolivia. Sin embargo casi un año después, el 26 de mayo de 1880 Bolivia se aliará con Perú en la Batalla de Tacna. El país boliviano se retira del conflicto al verse sobrepasado militarmente y sólo Chile y Perú quedan en el enfrentamiento, que finalizaría tras cuatros años en una tregua que calmó la situación para dar paso al Tratado de Paz.

Tratado de 1904

El acuerdo de paz y amistad entre Chile y Bolivia fue firmado el 20 de octubre de 1904. Como consecuencia de esta instancia, firmada por las autoridades de ambas naciones, Bolivia perdió 120 mil kilómetros cuadros de territorio y 400 kilómetros de costa.

“Restablécense las relaciones de Paz y Amistad entre la República de Chile y la República de Bolivia, terminando, en consecuencia, el régimen establecido por el Pacto de Tregua”,

dicta el artículo 1° del documento.

El tratado define la frontera entre Chile y Bolivia reconociéndose además el “dominio absoluto y perpetuo de Chile” sobre los territorios comprendidos entre la desembocadura del Río Loa y el Paralelo 23°. Además el acuerdo ordena algunas medidas que “con el fin de estrechar relaciones políticas y comerciales de ambas Repúblicas” ayudan a mitigar las consecuencias de pérdida para Bolivia, como la construcción de del ferrocarril Arica- La Paz y el derecho de tránsito comercial libre.

“La República de Chile reconoce en favor de la de Bolivia y a perpetuidad, el más amplio y libre derecho de tránsito comercial por su territorio y puertos del Pacífico”,

especifica el artículo 6°.

Relación entre países

Desde el Tratado de 1904 Chile y Bolivia han tenido acercamientos en distintas instancias.

En 1950

los gobiernos de ambas naciones intercambiaron notas diplomáticas planteándose la posibilidad de iniciar un proceso de negociación sobre un corredor al norte del puerto de Arica.

En 1957

Chile entregó en concesión de uso a Bolivia dos terrenos en Arica y una franja de 150 kilómetros de largo para la cañería que va desde Arica a la frontera, sumando más 150 hectáreas de superficie destinadas a la operación y transferencia de hidrocarburos. En 1962 las relaciones diplomáticas entre los países se rompen, luego de que Bolivia acusara a Chile de desviar el caudal de las aguas internacionales del río Lauca.

Casi 10 años después, en 1975

Augusto Pinochet y Hugo Banzer- ambos en regímenes considerados como dictatoriales- simbolizan el inicio de las negociaciones formales con el llamado “abrazo de Charaña”. Pero en 1979 cuando un golpe de estado interrumpe la realidad boliviana. Como consecuencia se congelan las relaciones diplomáticas.

Video:

¿Por qué fracaso el acuerdo de Charaña?

Tras varios años en 2006

los presidentes Evo Morales y Michelle Bachelet establecen una agenda de 13 puntos para abordar el tema marítimo.

En 2008

la Carta Magna de Bolivia estipula la llamada “Reivindicación Marítima”. Así en el artículo 267 de la constitución se indica que “El Estado boliviano declara su derecho irrenunciable e imprescriptible sobre el territorio que le dé acceso al océano Pacífico y su espacio marítimo”.

7 de febrero de 2011

se celebra la primera reunión de cancilleres de Chile y Bolivia para debatir la demanda marítima. Sin embargo, Bolivia considera que los resultados de esta no son óptimos. La molestia estuvo seguida de un anuncio por parte de Evo Morales -23 de marzo del mismo año- donde afirma que se demandará a Chile en tribunales internacionales.

La Demanda

La demanda de Bolivia contra Chile se concretó el 24 de abril de 2013 ante la Corte Internacional de La Haya y plantea

“la obligación de Chile de negociar de buena fe y de manera efectiva con Bolivia con el fin de llegar a un acuerdo que otorgue a Bolivia un acceso plenamente soberano al Océano Pacífico”.

“Video del mar”

Demanda marítima de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia

Bolivia argumenta en la Memoria presentada el 17 de abril de 2014 con un resumen de los hitos sucedidos, a partir de la independencia del país en 1825, hasta el día de hoy y que según la postura constituyen “los principales hechos relevantes en los que su reclamación se basa”.
Bolivia entonces “solicita a la Corte que falle y declare que”:

Al respecto el canciller chileno Heraldo Muñoz afirmó que

“existe acceso al mar, un acceso fluido. El tratado de 1904 otorga a Bolivia acceso al mar por los puertos de Arica y Antofagasta. Es un tratado libre para toda la mercancía boliviana, incluso armamento. Son garantías que no tiene ningún otro país sin litoral del mundo”.

La Objeción

Los pasos a seguir por la demanda boliviana se vieron interrumpidos en 2014, cuando la Presidenta Michelle Bachelet anunció que el Gobierno de Chile impugnaría la competencia de la CIJ.

“Se decidió objetar la competencia de la Corte Internacional de La Haya, presentando para ello objeciones preliminares a la jurisdicción de dicha corte dentro del plazo previsto para estos efectos que vence el próximo 15 de julio”

, indicó la Mandataria.

Ocho días después el agente chileno Felipe Bulnes y el coagente Claudio Grossman presentaron en Holanda el documento de objeciones preliminares, trámite por el cual el juicio de fondo se suspende, hasta que se zanje la competencia de la CIJ.

¿Cuál es el argumento de Chile para una objeción preliminar?

El argumento de Chile está fundando en el Pacto de Bogotá de 1948 al que ambos países han adherido. Es justamente este el acuerdo que otorga jurisdicción a la Corte de La Haya, y que en su artículo sexto especifica que dicha instancia judicial no podrá resolver demandas por “los asuntos ya resueltos por arreglo de las partes, o por laudo arbitral, o por sentencia de un tribunal internacional, o que se hallen regidos por acuerdos o tratados en vigencia en la fecha de la celebración del presente Pacto”.

Dicho lo anterior, La Haya no podría manifestarse frente a cuestionamientos que se basen en un tratado firmado en 1904, el cual Chile sostiene regula la soberanía y la naturaleza o carácter del acceso de Bolivia al Océano Pacífico.

Por su parte, Bolivia presentó la respuesta a la objeción preliminar el 7 de noviembre de 2014 solicitando al tribunal que “declare que la demanda boliviana se encuentra dentro de su jurisdicción y en consecuencia se fijen los plazos para las futuras actuaciones”.

Los alegatos comenzaron hoy 5 de mayo en La Haya con la primera ronda de argumentos chilenos y el miércoles será el turno de los litigios bolivianos. El 7 y 8 de mayo se desarrollarán la segunda de alegatos de Chile y Bolivia.

Estos serán los principales referentes en los que la Corte Internacional se sostendrá para dirimir la demanda marítima efectuada por Bolivia.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Carlo Andrés Cornejo Olate’s story.