“Llegan con dolor, pero se van con una sonrisa”

Carlos Valencia

Con la proliferación de tips o consejos para el cuidado de los dientes en internet, se buscó la ayuda de una especialista en la materia, para que a partir de su experiencia profesional, pudiese resolver algunos de los mitos que circulan en internet a cerca de la salud bucal.

El Laboratorio y Consultorio “Dental”, se encuentra en el segundo nivel de un edificio ubicado en la esquina de Tuxpan y Av. Centro Industrial, en la colonia Buenavista, municipio Tultitlán, Estado de México. Un zaguán color hueso da a la calle y luego de tocar el interfono, la puerta principal se abre y se puede acceder a unas escaleras que conducen a la sala de espera.

La habitación se encuentra sumergida en una serena luz blanca, la televisión está encendida y transmite una novela con poco volumen. Hay al menos dos personas que esperan ser atendidas por alguno de los 3 odontólogos que se encuentran trabajando ese día.

Los minutos transcurren como los granos de un reloj de arena al caer, de pronto por la puerta de uno de los consultorios, salen dos mujeres, una de ellas se despide y se marcha, la otra de aproximadamente 40 años lleva puesto un cubre-bocas y una bata de colores, ella es Carmen Rivero García, Cirujano Dentista con especialidad en Ortodoncia.

Egresada de la antigua Escuela Nacional de Estudios Profesionales (ENEP) plantel Iztacala, y con más de 20 años ejerciendo su profesión tanto en el sector público, como en el privado, la odontóloga comparte sus conocimientos para el cuidado de la salud bucal.

Al comienzo de sus prácticas profesionales, reconoce que la desconfianza de algunas personas al ser atendidas no la ayudaba. “Al principio duda uno de lo que está haciendo, ya después con el paso del tiempo va uno tomando experiencia, pero siempre tratar de cuidar al paciente y de cuidar el trabajo que uno hace para que el paciente tenga confianza”; detalla.

Dentro de la pequeña habitación, la dentista expresa su preocupación al reconocer que “la mayoría de las personas no acostumbran a visitar al dentista para hacerse al menos un chequeo, vienen cada que les duele algo, cuando lo recomendable es que lo hagan cada seis meses”. De esta manera, según argumenta, “se pueden prevenir afectaciones comunes a las piezas dentales”.

Admite que aunque no siempre es posible acudir al dentista, se puede mantener “una cultura de higiene bucal” desde casa, esto implica que “la gente se tome el debido tiempo para cepillar sus dientes tres veces al día, (…) a lo mejor no pueden por el trabajo o así pero dos veces, yo creo que si les alcanza para cepillarse”.

Además, la profesionista comenta a grandes rasgos en qué consiste su especialidad: “es como dicen, cuando los dientes los tenemos chuecos, alinearlos, buscar la oclusión dental, la simetría de la cara, eso es en lo que consta un tratamiento de ortodoncia”.

Para finalizar, la odontóloga Rivero comparte los motivos que la llevaron a estudiar y ejercer dicha carrera, “entender al paciente en cuestión del dolor, (…) ayudarles a quitarles el dolor, eso es lo que me gusta más, por así decirlo, llegan con dolor, pero se van con una sonrisa (…) es que el paciente se sienta mejor, que se vaya sin la molestia”.

Like what you read? Give Carlos Valencia a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.