Asistir a una lectura de Tarot.

Siempre a más de uno nos ha surgido la idea de saber más de nuestra vida, de lo que nuestra propia percepción y experiencia nos dice. En el tiempo en el que vivimos es muy fácil estar en contacto y saber de la vida de las personas que nos rodean, sin embargo hay quienes por sus creencias, ganas, tradiciones o curiosidad se aventuran a buscar una respuesta “alternativa” a las dudas e inquietudes que nos vienen por naturaleza al interactuar con las personas.

Uno de los métodos que a pesar de mis respetos y admiración hacia éste abundan en nuestro tiempo es el Tarot. Vemos en las calles infinidad de anuncios de gente que se anuncia prometiendo develar secretos, ayudar psiquicamente, develar el futuro o simplemente sacar de las dudas más oscuras y secretas a el consultante.

En éste, mi primer texto de una serie de 15, pretendo guiar a las personas a que escojan bien a la gente que eligen para que les “develen” los secretos para los que el Tarot fue concebido.

Escribo de esto no como un aficionado, llevo 14 años de mi vida estudiando kabalah, Tarot, Astrología entre otras artes, estudié con muchísima gente e instituciones a lo largo de mi carrera como aprendiz de mago.

Para empezar, el Tarot no se debe buscar por desesperación o como un método de ayuda urgente, ya que no fue hecho para eso y en el caso de que se tope a un falso tarotista se aprovechará de la situación y cobrará una cantidad exorbitante por la consulta y en muchos casos, lo engañaran diciéndole que tiene algún “trabajo” o “maleficio” de vaya usted a saber de que índole. Al tarot se debe de recurrir en los casos que se quiera tener un panorama más amplio del momento o situación que se esté pasando. Al hacer contacto con la persona (el tarotista) se debe tomar en cuenta que sea una persona recomendada por alguien o que sea una persona cuerda y que no salte a primera instancia la sed de dinero o el ego de superioridad con el que regularmente la mayoría de las personas que saben de temas “ocultos” vienen acompañados. El Tarot no es una herramienta mágica, es decir: no hay que llegar con la idea de que el tarotista les va a decir Santo y seña de nombres, apellidos y hasta fechas de posibles personas y sucesos, aunque en varias personas que conozco, que sin usted decirle nada, ellos saben leer información que resulta sorprendente para el consultante. El Tarot se maneja con uno de los lenguajes más antiguos y herméticos del mundo: el de los símbolos. Un estudioso de la semiótica podría dar en si una lectura de tarot basándose en la interpretación y producción del sentido con base en la comunicación en la que la lectura de Tarot es dirigida. Para una buena lectura de Tarot se debe de sentir armonía tanto con el tarotista como con el lugar y la situación que se va a tratar. Siempre diríjase con prudencia hacia el tarotista, no revele secretos que no son necesarios y den pie a que puedan abusar de su persona, tanto económicamente como de su nobleza. Si el lugar, el tarotista y el momento es el adecuado, la lectura fluirá independiente de el mazo que se utilice y de las ideas erróneas que hay en torno a éste hermoso método de auto-conocimiento. No es necesario cargar de información al tarotista, con el simple hecho de que se le diga que se requiere en ese momento de una lectura o el motivo principal de la misma es más que suficiente, si todos los elementos antes mencionados están en armonía, la lectura se disfrutará y será exitosa. En cuanto a los precios, estos varían, hay personas que cobran lo que sea la voluntad del consultante o en días como estos si se extiende el tiempo de lectura más de una hora, rondarían entre los 100 a 300 pesos por lectura, en lo personal estoy en contra de la idea de que por éste arte no se debe de cobrar, ya que pienso que lo que se aprendió con esfuerzo, tiempo, dinero y dedicación tiene que ser remunerado de alguna forma.

Así pues, al momento de buscar una consulta de tarot se debe seguir al mayor de los conocedores: uno mismo. Su intuición/ser superior sabrá guiarlo por la persona y método correcto para una buena interpretación de Tarot.

.- “Nosotros nos oponemos a los engaños.

Sub Umbra Alarum Tuarum”

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.