El desierto hasta encontrar el Product-Market Fit

En eso estamos, en pleno Product-Market Fit. Como todo proyecto, antes de hacer un lanzamiento o comercializar algo, tienes que saber cuál es tú producto y qué problema resuelves a tus clientes.

Cómo todos sabemos ya, puesto que hemos leído todos los mismos libros, saber qué es lo que vendes no es algo que averiguas solo, sino con tus clientes.

Pruebas iniciales

Nosotros teníamos ya una beta que lanzamos a finales del pasado año, junto a una pequeña campaña (gratis) de Twitter. Tras esa prueba, no estábamos convencidos ni del producto que teníamos ni del tipo de cliente al que nos queríamos dirigir. El mercado nos parecía estático y pequeño y el producto inadecuado. Menos mal que la visión seguía siendo la misma!

El caso es que dedicamos un tiempo (5 semanas) a entender mejor a nuestros clientes basándonos en entrevistas personales (por teléfono o presenciales) a Entrenadores Personales, Nutricionistas, Profesores de Yoga, Influencers de Instagram así como a clientes de todos ellos. Descubrimos un mundo en Instagram donde estaban pasando muchas cosas, y donde creemos que podemos ayudar, así que modificamos nuestro target de cliente y comenzamos a adaptar el producto a esa nueva realidad.

Qué producto necesitan?

Aquí ya no valen las entrevistas: porqué? Porque tus clientes no saben lo que necesitan. Lo que tienes que hacer es proponer una solución y observar…. Cuando preguntas a los clientes es fácil que te digan lo que quieres oír. Se trata de entender lo que hacen, no lo que opinan. Aunque les puedes preguntar lo que hacen a día de hoy, lo mejor es ver qué es lo que hacen con tu producto. Por eso es tan importante tener una mala versión de tu producto en la calle, para conocer cómo lo utilizan realmente (conocer qué utilidad le dan).

Cómo aprender y decidir

Por ello volvimos sobre el producto que ya teníamos realizando pocas modificaciones, pero de impacto, en base a lo que creíamos que necesitaban. Sacarlas rápido y testar.

El equipo, (4 personas) a partir de ese momento realiza dos funciones, una pro-activa y otra reactiva: La parte pro-activa consiste en hablar con clientes, conseguir que prueben el producto, obtener su feedback, ver sus estadísticas, entender qué mejoras te piden (sus locuras también), que uso hacen realmente. Y luego está la reactiva. Priorizar qué desarrollar según esfuerzo versus beneficio.

Desarrollar rápido

Estamos haciendo sprints de 4–5 días. Si no cabe en un sprint tan corto nos estamos equivocando. Acabamos los sprints antes de que Apple nos valide la versión que hemos subido a la tienda dado que tardan 7 días. (shit happens)

Desarrollar sólo en Apple. Android sirve para desplegar cuando ya sabes lo que quieres construir, Apple, a pesar de los tiempos de subida a la tienda, es más ágil para testar producto.

Salir del desierto

Todo esto está muy bien, pero el objetivo de todo esto es encontrar la salida del desierto y hallar el ansiado agua.

Ess fácil deshidratarse. No podemos estar sin agua demasiado tiempo así que tenemos que correr y encontrar el producto que nos permita monetizar cuánto antes. Deseadnos suerte.