Cosas que los becarios deberían saber

El becario: sin experiencia e indefenso adentrándose en un mar de tiburones. Trabajando para otros o por su cuenta y riesgo.

Es un cargo de responsabilidad y hay activos, valores y consejos que pueden ayudarte a bucear entre tantos delfines y tiburones: el mercado de trabajo.

1- Cuatro activos

a) Caja de herramientas: inglés como idioma universal: disfrútalo. En el colegio hacer amigos para siempre y no abandonarlo analfabeto ni falto de confianza en tus posibilidades. En la Universidad aprender a qué suena la música y saber identificar qué NO te gusta. Si estás en el top 1% de algún deporte o actividad, no lo dejes, destaca.

b) Contactos: ganarse el respeto de superiores e iguales. También su cariño. Regala y ofrece sin pedir nada a cambio. Utiliza tus redes y las redes sociales para caer en el punto de mira de buenas oportunidades.

c) Actitud: apuntarse a un bombardeo. Demuestra que te lo merces y que la gente quiera trabajar contigo. Sonríe y ofrécete como el becario que te gustaría tener a ti. Woody Allen: “la clave del éxito es insistir.” Si quieres ese trabajo, paga el precio: insiste con un buen por qué. Y exige que te lo paguen. No existe el trabajo perfecto. Si te entrevistan, la persona que lo hace no es más inteligente que tú. Entrevístale tú también.

d) Branding: el recruiting activo como mercado ineficiente. Para ello ayuda tener en el CV empresas, portfolio o referencias «de renombre». Evita información anodina como: me gusta la música, leer, comer y viajar.

2- Cuatro valores

a)Lealtad: con tu familia, con el cliente y con la empresa. Por ese orden.

b) Honestidad: medallas y errores para el equipo. Transparencia y comunicación frecuente con partners y clientes. Ser y hacer lo que dices.

c) Responsabilidad: fallar mucho, muchas veces. Y volver a fallar. No tropezar dos veces en la misma piedra. Asumir culpas y aprender. Recordar que es un negocio, no una ONG.

d) Curiosidad: leer, leer y volver a leer. Y escuchar. Y jugar. Preguntar el “¿por qué?” de todo. La inspiración surge de donde no te lo esperas, del “no hacer nada”. La manzana cae del árbol. El connecting de dots de Jobs.

3- Bonus tips:

  • Busca un padrino en tu empresa para que tu actitud y excelencia se valoren y para que te exijan calidad y sudar la camiseta. Padrinos de los que hacen ofertas que no se pueden rechazar.
  • Si no te gusta la forma de vida de tu jefe: te puedes convertir en él. No es más inteligente que tú, solo tiene más experiencia.
  • Cultura y valores: generosidad, paciencia, foco en el cliente, competitividad, libertad, compañerismo, ganar y ganar, confianza, humildad, valentía. transparencia, paciencia, y sentido del humor. El Freedom&Responsability de Netflix.
  • Entiende el modelo de negocio y qué aportan tus tareas. Puede que tardes meses.
  • Si buscan y valoran tu talento, crecerás. Si buscan y valoran tu mano de obra, te usarán. El «no le digas a alguien con talento qué tiene que hacer» de Jobs.
  • Huye del humo y los encantadores de serpientes (chauchau o verborrea sin fundamento y de intenciones poco claras). Que no te compren por lo que cuentes sino por lo que puedes ayudarles a hacer.
  • Huye del opinador de barra de bar o del forofo de bufanda. El skin in the game de Taleb: tu dinero y tu tiempo en tus opiniones.
  • Huye del corporativismo. Pantomima full y su gag como ejemplo de lo que NO. Nunca.
  • Si quieres aprender sobre Economía lee a los austríacos y a Sowell. Si quieres entender Internet: a Paul Graham (que no te desmotive su web ochentera)
  • Somos lo que fuimos en el patio del colegio. Respeta siempre. Todos somos importantes.

Y recuerda:

  • Problemas tenemos todos.
  • Se viene llorado de casa.
  • Hazlo todo como Jack el destripador, por partes. Focus.
  • Puerta grande o enfermería.

Y hazte la pregunta a diario que le hicieron a Loquillo: ¿eres feliz?.

En esto consiste el juego. Tú decides si juegas con él o juegan ellos contigo.

Nothing personal, just business.