La versión indie de un post en Vogue

‘Cinco perfiles’ de chicas muy indie para la revista


disclaimer: disculpe los posibles tintes de misoginia, no son a propósito.

Todo empezó en uno de los chats del trabajo:

“Amigos, ¿se les ocurren personajes de mujeres románticas? Aparentemente es para una clasificación de romanticismos. Una romántica entusiasta sería Sailor Moon, mientras que una romántica casual sería Pam, de The Office”

Todas mis sugerencias estaban siendo rechazadas por ser “muy oscuras” o “muy nuevas”. Después nos enteramos que era para un blog en Vogue —mucho mejor que esto, obviamente— y todo tuvo sentido.

No iba a desperdiciar el tiempo que pasé clasificando mis personajes de mujeres románticas, así que decidí traerlo a Medium. No necesito Vogue para expresar mi lado femenino, así que acá están cinco perfiles de mujeres clasificados de acuerdo a sus romanticismos:

Cero romántica

En Vogue mencionan a April Ludgate. Gran intento, pero mi April sí tiene un corazón —habría que hacer la clasificación de románticas incomprendidas. La mujer cero romántica acá se enamoró de un tipo muy raro que la secuestra y la obliga a pretender ser su esposa: Layla en Buffalo ’66. Si eso tiene una pizca de romance, vámonos todos.

Romántica de closet

Norah Silverberg, de Nick and Norah’s Infinite Playlist. Norah escucha los mixtapes que Nick le hace a su ex cuando ésta los tira a la basura —perra. Así descubre su compatibilidad musical con un muchacho sin saber nada más sobre quién es. ¿Creepy? No. Romántico.

Romántica cool

“De cero a Juno, ¿qué tan cool soy?” es algo que probablemente se preguntan todas las mujeres[1]. En el post de Vogue no hay clasificación para la romántica cool, pero alguien que se da cuenta que la cagó y para disculparse llena tu buzón con tic tacs de naranja merece ser reconocida.

Romántica casual

Sólo la mujer con la definición de romance más casual podría tener una lista de exes tan ecléctica como Ramona Flowers. ¿Me vas a conquistar con curry? Ok. ¿Skater profesional? Me apunto. ¿Vegano y narcisista? Siempre quise ir al Taller Vegánico. ¿Lesbian affair? Por qué no. ¿Gemelos asiáticos? Soy suya. ¿Un cabrón? ¡Cómo resistirme!

Romántica entusiasta

Contrario a Vogue, aquí no vamos a dividir “romántica entusiasta” y “romántica heavy” porque, como hombre, puede ser difícil ver la diferencia. Entusiasmo hacia San Valentín, por ejemplo, implica responsabilidad y nada asusta más que las responsabilidades. La ganadora aquí: Leslie Knope.

Mención especial: “Ah, pinche Summer”

Dejen sus traumas a un lado, Summer nunca fue mala. Cada quien debe ser responsable de lo que siente.

[1] me informan que ninguna mujer se ha preguntado eso nunca. ok.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Carlos Hinojosa Cavada’s story.