Cuerpo de desarrollador.

– Cuerpo de desarrollador –

Es la manera en que uno de mis compañeros en el trabajo describió a un colega nuestro que estaba tratando de explicar la solución a un problema que nos tenia atrasado por días en la fecha de entrega de un proyecto muy importante.

Siendo sinceros esto me molesto bastante; me puse a pensar en que la persona que estaba frente a nosotros estaba haciendo un gran esfuerzo, primero en invertir horas de su valioso tiempo en investigar soluciones a nuestro problema y después entendiéndolo para poder implementarlo y así finalmente pararse frente a nosotros, tomar un marcador y empezar a describir la solución a seguir. Quizá centrarnos en que esta persona no estaba en su mejor forma en vez de concentrarnos en su conocimiento no es la mejor forma de darle las gracias.

El problema con esto es que demasiados de mis colegas piensan que por el hecho de trabajar todo el día frente a una computadora no podemos hacer nada mas, teniendo así el derecho de limitarnos solo a una área en específico y no invertir en hacer o intentar algo mas, nada de correr maratones, ejercitarse, leer poesía o escribir ensayos; para que pintar o preocuparse por el arte de la danza si “lo nuestro lo nuestro es — a lo que sea que te dediques — ”. Pongámoslo así, eso en lo que crees que eres bueno puede no ser necesariamente lo único en lo que eres capaz de desarrollarte.


Me emociona conocer y platicar con gente que dedica su tiempo a hacer un sin fin de cosas independientemente de lo que hayan decidido estudiar profesionalmente; doctores que fabrican cerveza, fotógrafos que diseñan ropa, especialistas en imagen que fabrican zapatos; son por mencionar algunos, los “raritos” que he conocido en los últimos días. Así que cuando oí a este tipo escudarse en que por ser un ingeniero veterano en sistemas podíamos conchudamente tirar la toalla y privarse de todo lo demás simplemente gire la cabeza con un gesto amable y me aleje de él.

Como es posible que alguien con conocimientos tan amplios en un tema complicado tenga una visión tan pequeña y limitada de lo que una persona puede llegar a hacer. Bajo esa lógica entonces debo invertir todo mi tiempo a hacer aquello para lo que supuestamente me prepare durante cuatro años por que si no “huy que miedo, que vayan a decir”, supongo entonces que como ingeniero no puedo pararme frente a un auditorio lleno de personas y disertar sobre diseño minimalista por que “como te atreves si ni arquitecto eres”, o quizás, tú abogado con años de experiencia en derecho penal no puedes audicionar para una obra pues “vamos enserio cambiaras el traje y corbata por maquillaje y una mascara”. Si tuviera que apostar, apostaría por profesionales que no se dedican a hacer solo una cosa; aquellos que no se escudan bajo estereotipos y que no se paralizan ante la incertidumbre, esos maestros en ciencias que corren maratones, ingenieros que compiten seriamente en algún deporte, escritores que no le tienen miedo al código, actores que bien saben diseñar tanto edificios como productos, aquellos seres humanos geniales que se encargan de llevar su arte hacia extremos inimaginables, esos que empujan a la innovación, los agentes de cambio, los raros, los nerds o como quieras llamarlos.

Piensa en Leonardo da Vinci, en Galileo, en Newton. ¿Quieres algo mas cercano? entonces googlea a Carl Sagan, a Neil deGrasse Tyson, a Tim Ferris o Elonk Musk; aspiremos a seguir su método; a hablar de poesía, ciencia y arte en una sola oración, a vislumbrar oportunidad donde los demás ven adversidad, hagamos el ridículo una y otra vez si es necesario hasta llevar nuestra mente, cuerpo y ser a su máxima expresión; equilibrado, sobrio, tenaz, como una fuerza imparable y a su vez estable y constante.

Cero excusas, cero dramas. Hagamos lo que tengamos que hacer. No nos digamos a nosotros mismos cosas como “yo por eso estudie esto para evitar aquello”, el mundo actual es un abanico de oportunidades, las herramientas que tenemos a la mano hacen casi imposible no poder crear o hacer cualquier cosa que traigamos en mente.

Creo firmemente que las mejores ideas y oportunidades surgen del cruce de varias formas de pensamiento, estas a su vez vienen de personas que se han expuesto a tantas disciplinas y experiencias que viven sus vidas guiados por un halo de polimatia. Es por esto que debemos de estar seguros que ahora mas que nunca es el momento exacto para hacer mas de las cosas que siempre hemos querido hacer, de ser y hacer una diferencia, de dejar de ser un “sabelotodo” y convertirse en un “aprendelotodo” y a fin de cuentas convertirse en ese cambio que queremos ver.