La naranja una solución para México

No me refiero a la naranja que se produce en el Sur de Yucatán y en particular en Oxkutzcab donde se siente en el ambiente ese olor particular y en la densidad del aire que respiramos y que entra por nuestros pulmones. Me refiero a la economía naranja (creativa), la que comprende los sectores en los que el valor de sus bienes y servicios se fundamenta en la propiedad intelectual: arquitectura, artes visuales y escénicas, artesanías, cine, diseño, editorial, investigación y desarrollo, juegos y juguetes, moda, música, publicidad, software, TV y radio, y videojuegos.

La economía creativa, es una de las industrias más potentes a nivel mundial, tanto en lo que respecta a bienes y servicios como a fuerza laboral. En América Latina emplea a más de 10 millones de personas y genera más de 175 mil millones de dólares anuales y en el Reino Unido es incluso más potente que la economía financiera.

¿Cuál es su impacto en México?*

Las industrias culturales y creativas aportan el 7.4% en el PIB del país, generando 2 millones de empleos directos e indirectos. A pesar de que tenemos una gran cultura: nueve de cada 10 películas en la cartelera son de otros países; en la radio, seis o siete de cada 10 estaciones ofrecen música en otros idiomas, etcétera. Si hubiese una política al respecto, estas industrias llegarían hasta el 12% del PIB. Hay muchísimo por hacer todavía.

Toda esta cadena económico-creativa nace de un insumo esencial, que es la creatividad de carácter simbólico que tenemos en México. Somos muy conocidos por nuestros colores, sabores, olores, imágenes, sonidos; lo hemos tenido siempre. Pero es vista como una mercancía cualquiera.

Tanto que, a la hora de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), no tuvimos un tratamiento específico para las industrias culturales.

En Yucatán tenemos talento de sobra , es momento de aplicarnos y generar valor agregado del nuevo modelo económico.

Sugerencias o comentarios lucho@hazlalucha.com

Te toca hacer la luchar por una ciudad más humana

Por

Carlos Navarro @LuchoLaLucha

Fuente:

¹ Howkins, John. The Creative Economy. Allen Lane The Penguin Press, Londres, 2007 pag. 86

² Cálculo propio con datos del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI). Military Expenditures Database. Consultado por última vez el 28 de junio de 2013 (http://milexdata.sipri.org/files/?file=SIPRI+military+expenditure+database+1988-2012.xlsx) y del World Military Expenditures and Arms Transfers (WMEAT) report 2012 del Departamento de Estado de los Estados Unidos consultado por última vez el 8 de julio de 2013 (http://www.state.gov/documents/organization/209508.pdf)

³ https://www.youtube.com/watch?v=3D24kdh64Ng

*https://www.forbes.com.mx/la-cultura-riqueza-mal-vista/

**https://publications.iadb.org/bitstream/handle/11319/3659/La%20economia%20naranja%3A%20Una%20oportunidad%20infinita.pdf?sequence=4

Like what you read? Give Carlos Andrés Navarro @LuchoLaLucha a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.