Sobre cubrir eventos para Redes Sociales.

El fin de semana pasado me invitaron a cubrir un evento para “redes sociales” en el que se puso mucha expectativa y que por más de un año se estuvo haciendo promoción. En esta ocasión me tocó sólo colaborar con las publicaciones que se hicieron en Facebook, y al recibir la planeación del evento mi mente comenzó a revisar qué aspectos podríamos mejorar para hacer un buen papel. Aquí te comparto algunas de mis reflexiones al respecto.

  1. La expectativa es crucial. Éste fue sin duda el evento más importante del año para el organizador, y como tal, merecía provocar muchas expectativas en los medios digitales. El evento fue transmitido en vivo por una importante cadena de televisión, así que a medida en que se acercara el evento era preciso incrementar el número de publicaciones al respecto. Desde una cuenta regresiva, hasta programas previos con entrevistas de los “actores” principales. Enlaces en vivo desde el lugar con los corresponsales que se tenían en sitio, y que éstos pudieran captar el sentir de la gente. Aprovechar la emoción de las personas que tuvieron la oportunidad de estar presentes y trasladarla a la audiencia en las “redes sociales” y 1. para que éstos desearan estar allí también.
  2. Las reglas no están escritas en piedra. Ni en las “redes sociales” ni en los eventos en vivos las reglas están escritas. No quiere decir que no exista planeación, sino que la belleza de presenciar un evento es precisamente capturar esos momentos y situaciones que jamás se van a repetir. Cuando cubres un evento debes de estar atento a retransmitir esos momentos únicos en el instante en que suceden. Tanta planeación, tantos desvelos, tantos recursos invertidos merecían que dispusiéramos de todos los elementos existentes, teniendo como respaldo contenidos programados para publicarse pero interviniendo cada vez que el expositor/conferencista haga una mueca divertida o diga una frase de esas que permanecen. La audiencia entenderá que es una excepción y que el incremento de las publicaciones se debe a que es un evento único… no es cuestión de todos los días. Ahora hay que recordar que el esfuerzo en Social Marketing es por volumen. Por ejemplo, si yo publico 10 frases, puedo esperar que sólo 1 o tal vez 2 van a distribuirse masivamente.
  3. Incrementa el alcance con influenciadores. Si al evento que organizas estás convocando a personas o marcas que pudieran tener un círculo de influencia bastante amplio pídeles su apoyo. Habla con ellos, para que colaboren en la distribución del mensaje en sus comunidades virtuales. Los grandes números que vemos como resultados reflejados en las publicaciones son gracias a la participación y colaboración de muchos involucrados, no de unos cuantos.
  4. Involucra a los asistentes en vivo. Si lo que se quiere lograr es un mayor alcance, recuerda constantemente a los presentes que el evento se está llevando a la par en las “redes sociales”. Insiste haciendo menciones, agrega los cuentas oficiales y hashtags del evento en la publicidad del evento, colócalo en las pantallas en vivo, reparte publicidad a los asistentes… aprovecha que tienes reunida a una multitud que puede convertirse en un difusor de tu mensaje. Y la última reflexión (por esta ocasión)…
  5. El evento no termina ahí. Llámalo nostalgia o volver a vivir pero somos seres que nos gusta recordar, mirar fotografías, compartirlas…¡Somos humanos! Alimenta esta necesidad (casi) básica del ser humano e incrementa el alcance de tu evento publicando resúmenes, albums de fotos, testimoniales… todo lo que nos haga regresar por unos instantes a esos momentos mágicos.

Espero que estas recomendaciones te sirvan para la siguiente cobertura que tengas de un evento para Redes Sociales. Recuerda que estas son unas cuantas sugerencias de cientos de opciones que pueden existir. Si te parece, podemos interactuar y hablar más al respecto en twitter @carlosrdzb