Leyes de la productividad

En la mayoría de los textos sobre productividad o mejoramiento personal vemos una y otra vez una seria de leyes, las cuales suenan lógicas y a medida que lo vas pensando encuentras mas razones para decir que son ciertas.

Hay dos que destacan:

  • La ley de Parkinson: ‘un trabajo ocupa tanto como el tiempo disponible para su realización’. Si tenemos poco tiempo para finalizar una tarea, acostumbramos a hacerla en menos tiempo que en el caso que el plazo de entrega no nos apriete.
  • Principio de Pareto: ‘el 20 % de las acciones conllevan el 80 % de los resultados’. Esto nos debe ayudar a escoger las tareas que optimizarán nuestro rendimiento

Y las otras:

  • La ley de Illich: ‘superado cierto tiempo, la eficacia personal tiende a decrecer, pudiendo llegar a ser negativa’. Tenemos una capacidad de trabajo, o concentración, de duración determinada, a partir de esta, debemos descansar o cambiar de tarea.
  • Ley de Fraisse: ‘el tiempo es una variable subjetiva en función de nuestro interés hacia la actividad ejercida’. Por eso, a veces, el tiempo nos pasa rápido y otras veces el reloj parece que está sin pilas.
  • Ley de Carlson: ‘centrarse en una actividad de manera ininterrumpida conlleva menos tiempo para ejecutarla que hacerla de manera interrumpida’. Siempre que sea posible, debemos empezar y terminar, o, no empezar hasta que no tengamos todo lo necesario para terminar.
  • Ley de Hofstadter: ‘hacer algo, te va a llevar más tiempo del que piensas, incluso si tienes en cuenta la propia ley de Hofstadter’. Hay quien la llama ‘falacia de la planificación’ ya que es como engañarnos a sabiendas. Especialmente importante al comprometerse con plazos de entrega.
  • Principio de Laborit: ‘no somos demasiado objetivos al escoger tareas, tenemos tendencia natural hacia las que nos conllevan menor esfuerzo, que son más rápidas, fáciles, que nos gustan, urgentes, de materias que dominamos, las que nos imponen, …’. Por tanto, y como debemos hacerlas todas, es bueno combinar tareas de todo tipo y tener en cuenta nuestro nivel de energía a la hora de escoger.

Y para terminar, como no…

  • Ley de Murphy: ‘cualquier trabajo que empecemos ocupará más tiempo del previsto debido a algún accidente o situación que no contemplábamos’.

Todas ellas, ya sea por si solas, o combinadas entre sí, nos afectan y son determinantes en nuestra Productividad, es por tanto, muy importante primero conocerlas y, luego, tenerlas en cuenta en nuestra planificación.

Hasta un proximo post. Namaste :)

basado en: http://j.mp/1MlAQCY


Originally published at www.sinergizar.com on November 28, 2015.