Así juegan ellos

No se brilla si no hay obscuridad.

Hemos pasado aproximadamente 20 años juntos. Yo vi la luz y ustedes mi obscuridad. Se han estado alimentando de mis peores momentos y se han bebido mis horribles lágrimas para poder crecer a mi lado.

Querían jugar ruleta rusa, se aprovecharon de la situación, pusieron sus decisiones dentro del revolver y me dejaron sin espacios vacíos para poderme salvar.

Tomé el revolver saqué el cilindro y lo giré, mientras giraba me daba cuenta que solo había un espacio vacío, entonces, regresé el cilindro a su lugar, tomé el arma firmemente y mi dedo lo coloqué en el gatillo. Sentia como mi corazón latía cada vez más rápido, entonces, jale del gatillo y sintiendo como se quebraba una parte de mi se disparó una de las malas decisiones destruyendo todo a su paso.

Lo hecho, hecho está.

Volví en mi, ya era muy tarde, escuchaba sus risas mientras yo sentía mis lágrimas. Mi corazón seguía bombeando, el amor se había quebrado. A veces se tiene que enfrentar a la obscuridad para poder conocer la luz.

El problema es mío, sigo haciendo caso al jugar, sigo alimentandolos sigo haciendolos parte de la mayor parte de mi vida. He superado infiernos, no cualquier demonio me quema.

Espero sanar la herida a tiempo, aprender pronto a domar demonios y que a los que les haya rozado alguna de mis balas, me disculpen…

Sólo son mis demonios jugando.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.